Enlaces para accesibilidad

Obama: 'la paz' no son discursos


Obama insistió en su concepto de que "la paz depende del compromiso de quienes deben vivir juntos".

Obama insistió en su concepto de que "la paz depende del compromiso de quienes deben vivir juntos".

El ejemplo de Sudán, "donde se alcanzó un acuerdo negociado, para un estado independiente, es el camino para el estado de palestina", aseguró Obama.

"La paz no se alcanza a traves de declaraciones y resoluciones en Naciones Unidas, si fuera así de fácil, lo podríamos hacer ahora", dijo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en su discurso ante la Asamblea General de la Naciones Unidas (ONU) y la mirada del mundo entero, al referirse al conflicto de Israel y los palestinos.

El mandatario afirmó que "no hay una atajo hacia el fin de un conflicto de décadas", dijo el presidente Obama, sino que esa paz debe ser lograda por quienes como "israelíes y palestinos, deben vivir lado a lado, y son los israelíes y palestinos -y no nosotros-, quienes deben alcanzar un acuerdo sobre los temas que los dividen: fronteras y seguridad; refugiados y Jerusalén".

En particular, Obama insistió en su concepto de que "la paz depende del compromiso de quienes deben vivir juntos, incluso después de neustros discursos y de que nuestros votos sean contados".

El ejemplo de Sudán, "donde se alcanzó un acuerdo negociado, para un estado independiente, es el camino para el estado de palestina", afirmó, respecto al tema que más ha captado la atención de la recién iniciada 66º Asamblea de Naciones Unidas.

Aspiraciones legítimas.

"La verdad", dijo Obama, "es que cada lado tiene sus legítimas aspiraciones, y eso es lo que hace a la paz tan difícil de alcanzar" y reclamó reconocer "la realidad en la que viven ambos, israelíes y palestinos" y dijo que ese es el compromiso de Estados Unidos, "y es en lo que Naciones Unidas debería enfocarse en las semanas y meses que vienen".

"La cuestión no son las metas que queremos. La cuestión es como las logramos", dijo Obama, al referirse al conflicto de Israel y los palestinos.

"Hace un año, en este podio, abogué por una palestina independiente. Lo creía entonces y lo creo ahora, que los palestinos merecen su propio estado. Pero también dije" hace un año, recordó Obama, "que una paz genuina sólamente puede ser alcanzada por los palestinos e israelíes por ellos mismos".

El mandatario dijo que "un año después, a pesar de los esfuerzos de Estados Unidos y otros, ambas partes no han construido puentes sobre sus diferencias. Están estancados", por lo cual "en mayo sentamos las bases de una nueva negociación. Las bases están claras", afirmó Obama, "y son bien conocidas por todos aquí. Los israelíes deben reconocer en este acuerdo la seguridad para ellos mismos. Los palestinos merecen saber las bases del territorio de su estado".

Sin embargo, el mandatario estadounidense también reconoció que todos, incluso el mismo Obama, se sienten "frustrados" sobre "la falta de avances".

Esperanzas

"Tenemos motivos para tener esperanzas", afirmó el el presidente Estados Unidos, Barack Obama, en su discurso ante la Asamblea General de la Naciones Unidas (ONU) y la mirada del mundo entero.

El mandatario estadounidense afirmó que "este año refleja un tiempo de transformación extraordinaria", e insistió durante su discurso "un año extraordinario", destacando la caída del régimen de Moammar Gadhafi en Libia y la muerte de Osama bin Laden. "Algo está pasando en nuestro mundo", aseguró.

También subrayó más naciones "están avanzando para defender la paz y seguridad, y más personas reclaman sus derechos universal a vivir en paz y con dignidad".

"La conquista de la paz en un mundo imperfecto", dijo el presidente Obama, es el tema del que hablaría en la apertura de la Asamblea General de la Naciones Unidas (ONU).

"Tenemos que lograr la paz, pero una paz duradera", afirmó Obama, basado en "la justicia y la dignidad", porque según afirmó, la paz no representa la ausencia de guerra, sino "la realización de las personas y las sociedades".

El presidente estadounidense recordó que cuando asumió la presidencia del país, "Estados Unidos enfrentaba dos guerras" y en total "180.000 estadounidenses estaban desplegados en Irak y Afganistán y al final de este año ese número será reducido a la mitad".

Tras afirmar que "la marea de las guerras está retrocediendo", Obama recordó que hace diez años, Nueva York comenzaba su camino de recuperación tras los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Criticas a Iran y Siria

El presidente Obama criticó la actitud del gobierno de Irán de reconocer el derecho de sus ciudadanos a expresarse.

También reclamó una posición decidida de Naciones Unidas para presionar a Siria y "ponerse del lado del pueblo de Siria que reclama cambios".

Expectativa por el discurso

El mandatario estadounidense se encuentra en una disyuntiva que podría dejarlo muy mal parado ante la comunidad árabe o alejarlo de Israel y su comunidad en EE.UU.

Cansados de las fracasadas conversaciones con Israel, Palestina tiene planeado solicitar la adhesión a la ONU, pero para Obama, quien ha favorecido hasta el momento la inclusión de Palestina en el organismo internacional como estado soberano, este no es el momento para tal propuesta.

Aunque se espera que el mandatario estadounidense tenga palabras sobre la situación en Libia y la crisis económica mundial, la atención estará puesta en sus acciones ante la propuesta palestina.

Obama se mantiene inflexible en su postura de vetar la propuesta, en caso de que aparezca, ya que sostiene que Israel y Palestina deben resolver sus diferencias antes de convertir a Palestina en una nación independiente.

Obama tiene previsto reunirse con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y con el mandatario palestino Mahmud Abbas por separado durante su visita a la ONU, con quien no tenía previsto un encuentro.

XS
SM
MD
LG