Enlaces para accesibilidad

Escándalos sexuales de altura


El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha sido acusado de prostitución de menores y abuso de poder.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha sido acusado de prostitución de menores y abuso de poder.

El caso del director del FMI, recién detenido en Nueva York, es sólo el más reciente de una cadena de escándalos de políticos.

Luego de pasar su primera noche en una cárcel de Nueva York, el director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, aguarda por la decisión de un jurado que podría inculparlo o no de la acusación que se le hace de intento de violación y agresión sexual a la empleada de un hotel.

Un "gran jurado" integrado por 23 personas debe reunirse en un plazo de tres días para ser informado de las pruebas de la fiscalía y pronunciarse sobre el caso.

De ser inculpado, el director del FMI tendrá que comparecer ante un juez el viernes 20 de mayo, en una audiencia en la que deberá declararse culpable o inocente de los cargos presentados en su contra por una empleada de 32 años del hotel Sofitel de Nueva York.

Según el relato hecho por Strauss-Kahn a medios de prensa franceses, a la hora en que supuestamente se produjo la agresión sexual, él comía con su hija, una versión a partir de la cual los abogados defensores del político francés están reconstruyendo los hechos para tratar de demostrar la inocencia de su cliente.

Mientras no se demuestre su culpabilidad, el director del FMI goza de las prerrogativas que le otorga la justicia en virtud de su presunción de inocencia, aunque investigadores dicen tener prueba, incluyendo un examen médico efectuado inmediatamente después del incidente, que muestra que hubo un intento de violación.

Sin embargo, a pesar de lo ruidoso del suceso, Strauss-Kahn no ha sido la única personalidad política que de repente ha sido protagonista de un escándalo sexual.

El actual primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, está acusado de prostitución de menores y abuso de poder en un proceso iniciado el pasado 6 de abril de 2011, el caso Ruby, y que será retomado a partir del 31 de mayo.

En 2008, el gobernador de Nueva York, Eliot Spitzer, tuvo que renunciar al puesto después de que el diario The New York Times difundió que el político había contratado los servicios de prostitutas.

En un caso sin precedentes en Israel, el ex presidente Moshé Katsav, fue declarado culpable de dos delitos de violación y acoso sexual a dos funcionarias y condenado en marzo pasado a siete años de prisión.

Hace sólo dos años el gobernador estadounidense de Carolina del Sur, Mark Sanford, se vio envuelto en un escándalo tras conocerse que se veía a ocultas con una amante en Argentina.

En Estados Unidos fueron además muy sonados los casos del candidato demócrata a la presidencia en la década de 1980 Gary Hart por engañar a su esposa, y el desatado por la becaria Mónica Lewinsky cuando confesó haber mantenido "relaciones inapropiadas" en la Casa Blanca en 1995 y 1996 con el presidente Bill Clinton.

También el del senador y aspirante demócrata a la presidencia en 2008 John Edwards, que reconoció haberle sido infiel a su esposa, y más recientemente el del ex gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, quien acaba de admitir que tuvo un hijo con una empleada doméstica, lo que aparentemente causó la separación de él y su esposa Maria Shriver anunciada la semana pasada.

XS
SM
MD
LG