Enlaces para accesibilidad

Amputados jugando al fútbol

  • Voz de América - Redacción

Un grupo de haitianos con incapacidades físicas aseguran que logran mantener una actitud positiva a través del deporte.

Un grupo de haitianos con incapacidades físicas aseguran que logran mantener una actitud positiva a través del deporte.

Un equipo de fútbol de Haití compuesto por personas que perdieron sus extremidades ha dado esperanza a soldados de EE.UU.

Jugadores de un equipo de fútbol con discapacidades físicas de Haití visitaron Washington para animar a los soldados estadounidenses heridos que permanecen en el Centro Médico Militar Walter Reed.

El encuentro es la forma de los haitianos de dar las gracias a los militares de EE.UU. por prestar asistencia a su país tras el devastador terremoto del año pasado.

El Tour de Inspiración de Haití, como han denominado a la gira, está integrado por los miembros del “Equipo de Zaryen”, un equipo de fútbol de amputados durante el terremoto de 2010.

Para todos los partidos, las prótesis se retiran y se dejan en la banca. Los jugadores utilizan su única pierna y sus muletas para mover el balón. Los porteros tienen las dos piernas, pero sólo un brazo.

Según Pat Korten, portavoz del equipo haitiano, los jugadores, a pesar de haber atravesado un momento difícil al perder sus piernas, ser ahora embajadores de esperanza los tiene muy motivados.

"Muchos de ellos estaban jugando al fútbol antes del terremoto, antes de perder sus extremidades. Ahora están volviendo a aprender cómo hacerlo y quieren mostrar a todo el mundo en Haití que sí es posible", explica Korten. "En Haití esta es una gran noticia. Todos están pendientes. Todos saben sobre este proyecto en Haití. Estos chicos son los embajadores en Estados Unidos esta semana y todo el mundo está muy contento por eso”, dijo Korten, a la Voz de América.

La vida sigue

Wilfried Macena, de 27 años, es el fundador y capitán del equipo. Él también perdió su pierna derecha durante el terremoto de 2010.

"Yo no sabía si podía jugar al fútbol, y cuando llegué a la terapia física en el hospital Medishare en Haití, me sentí muy seguro utilizando muletas y vi que podía jugar al fútbol”, dijo Macena, quién además explicó que Zaryen, como se llama el equipo, es la palabra creole para tarántula, el logotipo del equipo.

"Uno de los lados tiene cuatro patas. El otro lado tiene tres patas. Esto significa que si esa araña (tarántula) perdió una pierna, su vida continúa. Usted puede hacer todo como si tuviera dos piernas”, explicó Macena.

Bradley Ritland, jefe de terapia física para los amputados del Centro Médico Walter Reed dijo que el trabajo de este grupo de haitianos es sin duda una fuente de inspiración.

"Creo que mucha de nuestra gente ve la actitud positiva en los pacientes de Haití, y ve cómo se están tratando con sus lesiones y cómo a través del deporte son capaces de mantener una actitud positiva”, dijo Ritland.

XS
SM
MD
LG