Enlaces para accesibilidad

Al menos 233 fallecidos por sismo en México: siguen los rescates

  • Voz de América - Redacción

En la foto, el equipo de rescate enviado por Panamá a México tras el terremoto de 7.1 con epicentro en límite entre Puebla y Morelos.

Rescatistas y voluntarios trabajan durante largas horas entre los escombros de escuelas y viviendas, buscando sobrevivientes del sismo conforme la cifra de muertos confirmados ascendía el miércoles de mañana a por lo menos 217 personas, balance que aumentó en el transcurso de la tarde a 233 fallecidos.

Las autoridades reportaron tres días de luto nacional en medio de la tragedia.

Según reportaron las autoridades dentro de las víctimas se encuentran 21 niños que perdieron la vida en la escuela derrumbada Enrique Rébsamen. Algunos menores fueron encontrados con vida.

La escuela Enrique Rébsamen, a la que fue Luis Carlos Herrera Tomé durante ocho años, se derrumbó a su alrededor en medio del terremoto.

Luis Carlos le imploró a su madre regresar al lugar para ayudar a los rescatistas. Norma Tomé dijo que no se le permitiría entrar al sitio porque era demasiado peligroso, pero de todos modos se acercaron.

Tardaron una hora en recorrer las tres cuadras porque a cada paso chocaban con conocidos con quienes intercambiaban nombres, hospitales donde estaban los heridos, planes funerarios e incluso el plano de la escuela.

Cuando una pareja le pidió al niño de 12 años que describiera por enésima vez lo que vio y cómo escapó, cruzó sus brazos firmemente sobre su pecho y volvió a llorar.

Luis Carlos y su madre revisaron las listas de los desaparecidos y los trasladados a los hospitales escritas a mano, estremeciéndose ante los nombres que reconocían.

Entre tanto, el terremoto dañó 163 iglesias en colonial Puebla, uno de los estados más católicos de México.

El portavoz de la arquidiócesis de Puebla, el padre Paulo Carvajal, dijo a Reuters que edificios emblemáticos del centro histórico de la capital sufrieron daños, como el Templo de la Compañía y el Templo de San Francisco, cuyas construcciones iniciaron en el siglo XVI.

El terremoto magnitud 7.1 también provocó que la emblemática iglesia del Santuario de los Remedios, que se encuentra en la cima de una pirámide en la ciudad de Cholula, perdiera parte de sus dos torres.

“Estamos muy desconcertados, estamos en el recuento de los daños, el centro de Puebla está muy dañado”, dijo Carvajal. “Es una situación muy lamentable”, subrayó.

El portavoz dijo que ninguno de los templos puede ser ocupado hasta que sean revisados por autoridades de protección civil y que el número de santuarios afectados podría aumentar. La Arquidiócesis de Puebla tiene más de 500 iglesias.

México es el segundo país con más católicos del mundo, después de Brasil.

Desde las Naciones Unidas, diplomáticos del grupo Lima no quisieron dar declaraciones por el "duelo" en México.

Durante la madrugada las autoridades hablaron de 248 fallecidos, pero esa cifra fue disminuida horas más tarde, aunque lo más probable es que vuelva a subir.

Miles de personas pasaron la noche en las calles ante el temor a las réplicas y al colapso de sus dañadas viviendas. Las autoridades alertaron sobre posibles robos a personas y hogares, sobre todo en las zonas donde no hay servicio eléctrico.

"La periodista de la Voz de América Celia Mendoza, reportó la ayuda de rescatistas de Panamá que viajaron a México para prestar ayuda humanitaria":

Más temprano el canciller mexicano Luis Videgaray dijo por su parte desde las Naciones Unidas que "agradece el apoyo de la comunidad internacional".

Entre tanto, el papa Francisco mostró su solidaridad con las familias de las víctimas que resultaron afectadas por el terremoto.

"En este momento de dolor quiero manifestar mi cercanía y oración a toda la querida población mexicana", indicó Bergoglio al concluir su audiencia pública semanal con peregrinos .

Muchos aguardaban en las afueras de las edificaciones derrumbadas noticias sobre amigos o familiares.

El temblor de magnitud 7,1 del martes ocurrió en el 32do aniversario de un sismo que dejó miles de fallecidos en la capital, y poco después de un simulacro a nivel nacional para recordar este hecho.

Un edificio colapsó en las calles Edimburgo y Escocia, Colonia del Valle, en la ciudad de México, tras el sismo de magnitud 7,1 ocurrido el martes, 19 de septiembre, de 2017.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) señaló que el epicentro del sismo registrado a las 13:14 hora se ubicó a cinco kilómetros al noreste de la localidad de Raboso, en el estado de Puebla y tuvo una profundidad de 51 kilómetros.

Uno de los esfuerzos de rescate más desesperados ocurría en una escuela primaria y secundaria en el sur de Ciudad de México, el Colegio Enrique Rébsamen, donde un ala del edificio de tres pisos se derrumbó en un enorme montón de losas de concreto.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien visitó el lugar informó que hasta el momento se han encontrado 24 cuerpos, 22 niños y dos adultos, pero dijo que quedaban 30 niños y ocho adultos desaparecidos en ese momento.

En el lugar, los periodistas vieron a personal de rescate sacando al menos dos pequeños cuerpos cubiertos por sábanas de entre los escombros.

En un mensaje de video difundido el martes por la noche, Peña Nieto hizo una llamada a la calma y dijo que las autoridades trabajaban para llevar ayuda, señalando que el 40% de Ciudad de México y el 60% del cercano estado de Morelos se habían quedado sin electricidad.

Sin embargo, señaló, “La prioridad en este momento es continuar el rescate de quienes aún se encuentran atrapados y dar atención médica a los heridos”.

En todo el centro del país, la gente acudió para ayudar a sus vecinos cuando docenas de edificios se vinieron abajo. El alcalde de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, dijo que había derrumbes en 44 lugares solo en la capital, después de que el temblor remeciera los rascacielos e hiciera que la gente huyera en pánico a las calles y bloqueara el tráfico.

Mancera dijo que entre 50 y 60 personas habían sido rescatadas con vida por ciudadanos y rescatistas en la capital.

La agencia de Protección Civil indicó el miércoles por la mañana que la cifra de muertos confirmados había subido a 248 personas, más de la mitad en la capital.

El responsable de la agencia, Luis Felipe Puente, dijo en su cuenta de Twitter se habían confirmado 117 fallecimientos en Ciudad de México y 72 en el estado de Morelos, al sur de la capital. Otras 43 personas murieron en el estado de Puebla, donde tuvo su epicentro el temblor.

Doce personas murieron en el estado de México, que rodea la capital, tres en el estado de Guerrero y una en Oaxaca.

Sin embargo, el número de fallecidos fue rebajado a 217 en horas de la mañana del miércoles.

Buena parte de Ciudad de México se alza sobre el lecho de una antigua laguna, y el terreno puede amplificar los efectos de temblores centrados a cientos de kilómetros.

El terremoto parecía no relacionado con el temblor de 8,1 grados de magnitud registrado el 7 de septiembre en el sur del país, que también se sintió en la capital mexicana y dejó 90 fallecidos.

Colaboración de Sara Pablo y Celia Mendoza, Ciudad de México.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG