Enlaces para accesibilidad

Chávez regala y Venezuela paga

  • Voz de América - Redacción

Sólo con los cientos de millones que Chávez da al gobierno de Cuba, los venezolanos vivirían mucho mejor.

Sólo con los cientos de millones que Chávez da al gobierno de Cuba, los venezolanos vivirían mucho mejor.

Nuevas cifras siguen sumando números a los millones de dólares que el presidente Hugo Chávez obsequia a sus aliados del ALBA.

Las noticias no pueden ser más desalentadoras para los venezolanos. Aun cuando los altos precios del petróleo podrían asegurarle hoy por hoy al país una indiscutida bonanza, la economía de Venezuela atraviesa por uno de sus peores momentos de todos los tiempos, con un incremento en las cifras de desempleo y una inflación galopante que el año pasado fue de 27,2 por ciento y en 2011 amenaza con ser mayor.

Según estadísticas del Banco Central de Venezuela, las cuentas por pagar al cierre del primer semestre de este año registraron un aumento de 37 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2010, y en los últimos cinco años el salto ha sido de 150 por ciento. El resultado es que la magnitud de la deuda ha llegado a comprometer hoy en día el 49,3 por ciento del Producto Interno Bruto.

Parte de la explicación de la ruina y el desplome que experimenta la economía nacional guarda relación con las revelaciones que acaba de hacer el diario The Miami Herald de que el presidente venezolano, Hugo Chávez, gastó más de $1.500 millones de dólares en tres años para financiar numerosos proyectos económicos de sus aliados en Latinoamérica, principalmente en Cuba.

De acuerdo con el periódico, que citó como fuente un documento del banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (BANDES), los desembolsos hechos entre 2007 y mediados del año pasado costearon desde la ampliación de aeropuertos en la isla hasta donaciones inverosímiles al presidente boliviano, Evo Morales, como fondos para sustituir bombillos y ahorrar energía en ese país.

La información fue corroborada al diario por el diputado de la oposición venezolana Julio Montoya, quien dijo que “no es posible que Venezuela siga aumentado su deuda externa al extremo de que ya supera los $125.000 millones de dólares, y el presidente Chávez continúe financiando al gobierno cubano, al de Nicaragua y al de Bolivia”.

El informe revela que Venezuela otorgó “créditos solidarios” a un centenar de empresas del gobierno cubano por más de $980 millones de dólares, como parte del dinero que Chávez reparte en el hemisferio para fortalecer la denominada Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

La cifra de $1.500 millones en regalías se queda corta sólo si se suman a la ecuación donaciones como la de $150 millones de dólares que Chávez dio al gobierno cubano tras el paso por la isla de los huracanes Ike y Gustav, en 2008, o el petróleo que Venezuela suministra a La Habana, entre 100.000 y 115.000 barriles diarios, que a los precios actuales del crudo significan un ingreso para Cuba de casi $10 millones de dólares al día, cercano a los $300 millones de dólares al mes.

Según informó recientemente el Banco Central de Nicaragua, la “cooperación” de Venezuela con el gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, ascendió a $511 millones de dólares en 2010, lo que significó un aumento de más de 15 por ciento respecto a 2009, cuando los donativos de Chávez a ese país sumaron $443 millones de dólares.

A principios de año, Ramón Muchacho, dirigente del partido venezolano Primero Justicia, denunció que desde que había asumido el poder, Chávez “había obsequiado a otras naciones $70.000 millones de dólares”. Entonces se dijo que sólo con lo que el mandatario había regalado a gobiernos amigos en 2010, su hubiesen podido construir en Venezuela casi 450 mil viviendas y paliar uno de los principales problemas que sufre el país.

El dinero repartido a las dos manos por Chávez en el extranjero y que pudo haber sido en cambio aprovechado para mejorar el bienestar de los venezolanos, tuvo los más insospechados destinos, desde proyectos sociales, de infraestructura e industriales para apuntalar la popularidad de presidentes amigos hasta donativos militares.

En 2009, Venezuela regaló seis aviones de combate Mirage 50 al gobierno de Ecuador, y en diciembre de 2010 el ex comandante general del Ejército de Bolivia y senador del MAS, Freddy Bersatti, admitió al diario Los Tiempos de Cochabamba haber recibido recursos venezolanos para obras militares en ese país como parte del programa Bolivia Cambia, Evo (Morales) Cumple.

XS
SM
MD
LG