Enlaces para accesibilidad

El ‘exprópiese’ en Venezuela

  • Voz de América - Redacción

Desde 2007, el presidente de Venezuela Hugo Chávez ha puesto en marcha una campaña de apropiación de sectores estratégicos de la economía venezolana.

Desde 2007, el presidente de Venezuela Hugo Chávez ha puesto en marcha una campaña de apropiación de sectores estratégicos de la economía venezolana.

La empresa, que lleva 52 años transportando gente entre el Puerto La Cruz y La Guaira hacia la isla de Margarita.

Conferry, la empresa de Ferrys de Venezuela, se suma a la lista de las ‘expropiadas’ por el mandatario venezolano, Hugo Chávez, que alega un mal servicio de la empresa.

Tras el anuncio realizado por el propio mandatario, este miércoles 28 de septiembre de 2011, una Junta de Administración que desde este miércoles se ocupará de los bienes y servicios de la empresa Conferry para garantizar el servicio de transporte desde y hacia el estado Nueva Esparta.

El vicepresidente de Venezuela, Elías Jaua, anunció que el decreto de adquisión forzosa ya está firmado y que los dueños de la empresa fueron convocados para una reunión. El decreto alcanza a todos los bienes e inmuebles, así como los servicios de la compañía, incluyendo la flota de barcos de siete ferrys, de los cuales cuuatro son convencionales y tres expresos, informó el canal venezolano Globovisión.

A la vez, el vicemandatario informó que fue designada en la reunión del Consejo de Ministros -de la cual Chávez participó en forma telefónica-, una Junta de Administración que tomará el control de los bienes y servicios de la empresa, y será la que operará el servicio desde y hacia el estado Nueva Esparta, informa la prensa venezolana.

La junta quedó conformada por el ministro de Transporte y Comunicaciones, Francisco Garcés, el ministro de Turismo, Alejandro Flemming, y el comandante de la Armada, Diego Molero.

Expropiación de Conferry

Este martes 27 de septiembre de 2011, Chávez anunció: "aprobé la ocupación temporal y expropiación de Conferry. ¡Ya basta! Eso es un desastre. Vamos a nacionalizar eso, a poner operativos todos esos buques. La seguridad de nuestro pueblo que viaja para Margarita es muy importante".

La empresa lleva 52 años transportando pasajeros entre el Puerto La Cruz y La Guaira hacia la isla de Margarita, no hizo ningún comentario por el momento.

Expropiaciones en varios sectores

Desde 2007, el presidente de Venezuela Hugo Chávez ha puesto en marcha una campaña de apropiación de sectores estratégicos de la economía venezolana.

Con el ya conocido “proceda señor vicepresidente” de Chávez a Elías Jaua, el gobierno venezolano se ha ido apropiando de un gran porcentaje de empresas clave.

La industria petrolera, el sector eléctrico y los conglomerados de telecomunicaciones han sido algunas de las víctimas hasta el momento, a las que se han ido sumando empresas en manos extranjeras, como la compañía estadounidense Owens Illinois, líder mundial en la fabricación de envases de vidrio.

En 2007 le tocó pagar el primer plato roto a las instalaciones de Faja Petrolífera del Orinoco, valorados en $30.000 millones de dólares, tras un decreto de nacionalización que dejó a Exxon Mobil y ConocoPhillips, con las manos vacías y a Chevron, la británica BP, la noruega Statoil y la francesa Total como socias minoritarias.

También en mayo de 2007 y a lo largo de estos últimos cuatro años, el sector eléctrico y la siderurgia se vieron afectados.

La Electricidad de Caracas dejó de pertenecer al sector privado tras la compra del 82% de las acciones, pertenecientes a la estadounidense AES Corp. y valoradas en $740 millones de dólares, y $106 millones de dólares por el 88% que poseía la también estadounidense CMS Energy en la eléctrica local Seneca.

Con el consorcio Ternium, del conglomerado argentino Techint, pasó a controlar el 60% de las acciones de la siderúrgica, la mayor de la región andina y el Caribe, privatizada en 1997.

En 2009 Venezuela acordó con Verizon la compra del 28,5% de sus acciones en la compañía de telecomunicaciones CANTV por $572 millones de dólares. Sólo una parte de los $1.300 millones que pagó hasta alcanzar la posesión del 86% de la empresa.

Entre las que se encuentran en el punto de mira, se halla la industria agroalimentaria, después de que el mandatario lanzara una ofensiva contra los latifundistas.

XS
SM
MD
LG