Enlaces para accesibilidad

Economía: amenazas a la recuperación

  • Voz de América - Redacción

La gasolina ha subido $4 dólares por galón (más de $1 dólar por litro), en las estaciones de servicio del área de Washington.

La gasolina ha subido $4 dólares por galón (más de $1 dólar por litro), en las estaciones de servicio del área de Washington.

Hasta el momento la suba de los combustibles no ha conseguido afectar al nivel de gasto de los consumidores en Estados Unidos.

La Reserva Federal de Estados Unidos -el Banco Central de la nación-, mantiene su curso en términos de política monetaria, sin incluir cambios y manteniendo las tasas de interés en niveles históricamente bajos, en medio de indicadores optimistas.

Estas decisiones se están cumpliendo aún, cuando se observan consistentes mejoras en la actividad económica en Estados Unidos y otras regiones del mundo tras la larga recesión.

Sin embargo, algunas nubes -que no parecen traer buenas noticias- comienzan a aparecer en el horizonte de la economía, aunque todavía sin un impacto notorio.

Gasolina y consumo

Tal es el caso de los altos precios de la gasolina en Estados Unidos. Este miércoles 14 de marzo de 2012, la gasolina costaba $4 dólares por galón (más de $1 dólar por litro), en las estaciones de servicio del área de Washington, la capital del país.

Sin embargo, hasta el momento la suba de los combustibles no ha conseguido afectar al nivel de gasto de los consumidores en Estados Unidos. Las ventas minoristas de febrero de 2012 demostraron ser las más ágiles de los últimos cinco meses, impulsadas especialmente por la venta de automóviles.

“En la actualidad, ese es un muy buen titular para las noticias de economía”, dice la periodista de Bloomberg Televisión, Susanne O’Halloran.

“Las cifras muestran que los consumidores están más cómodos gastando. Pero también es interesante ver que las cifras de enero de 2012 fueron corregidas ligeramente al alza”, agregó la reportera.

La consistente recuperación del mercado del empleo en Estados Unidos y la aprobación de un segundo rescate para Grecia también ayudaron a mejorar la confianza de los inversores, impulsando incluso los precios de las acciones a la suba en Wall Street por quinto día consecutivo.

Nuevo problema: España

Pero incluso, mientras los temores de cesación de pagos por parte de Grecia se han dispersado, el analista alemán de mercados, Robert Halver, sostiene que los inversores están observando cuales pueden ser los potenciales motivos de preocupación en el futuro en la Unión Europea.

“Tenemos un nuevo problema en la Unión Europea: España”, explica Halver. “España debe hacer el trabajo interno, especialmente en lo que refiere a reformas económicas”. Uno de los aspectos relevante en su opinión es que “España debe desregular su absolutamente inflexible mercado de trabajo”.

España no consiguió cumplir sus metas respecto al déficit en el año 2011 y es poco probable que consiga cumplirlas en 2012, y con una economía que es cuatro veces más grande que la de Grecia, los expertos dicen que las posibilidades de aplicar un rescate son poco probables.

Guerra comercial

Otro escenario de dificultades es el que presentan una eventual guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Los atisbos de una batalla comercial surgieron después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se uniera a los reclamos de la Unión Europea y Japón, en un reclamo ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), por las restricciones decididas por China a la exportación de tierras raras, un material fundamental en la producción de aparatos electrónicos.

“Nuestro gobierno presentará la demanda contra China”, anunció el martes 13 de marzo el presidente Barack Obama. “Vamos a trabajar cada día para que los trabajadores y los empresarios estadounidense tengan una oportunidad justa en la economía global”.

Mientras tanto, China continúa luchando con sus propios problemas, con son los efectos de una economía en pleno enfriamiento.

Uno de los efectos fue revelado recientemente, cuando China publicó que enfrenta el mayor déficit comercial en 10 años, ante lo cual el banco central chino decidió flexibilizar levemente su política monetaria y reducir el nivel de apreciación de su moneda.

Desde 2005 el yuan elevó su cotización en un 30% ante el dólar estadounidense, pero Estados Unidos aún considera que el yuan sigue estando devaluado, dando a China una ventaja competitiva en sus exportaciones.

XS
SM
MD
LG