Enlaces para accesibilidad

Obama contra atadura energética

  • Voz de América - Redacción

Barack Obama quiere que más automóviles utilicen gas natural como combustible.

Barack Obama quiere que más automóviles utilicen gas natural como combustible.

El presidente visita la Universidad de Miami y anuncia planes para romper la dependencia de EE.UU del petróleo extranjero.

El presidente Barack Obama destacó este jueves que Estados Unidos necesita cortar su dependencia del petróleo que viene del extranjero y dijo que con ayuda del Congreso o sin ella, su gobierno seguirá haciendo todo lo que pueda por desarrollar nuevas fuentes de energía para el país.

Hablando en la Universidad de Miami, Obama reiteró la importancia económica de tres áreas a la que ya se había referido en enero en su discurso sobre el estado de la nación: la industria manufacturera, la educación y habilidades de los trabajadores y nuevas fuentes de energía propia.

Refiriéndose al alto precio de la gasolina, que afecta la recuperación económica nacional en un año de elecciones, Obama se burló de la estrategia planteada por los republicanos, que según destacó se limita a perforar más pozos de petróleo. “Hemos escuchado la misma cosa durante 30 años”, dijo.

“Para tomar control de nuestro futuro energético, para evitar las subidas de precio de la gasolina, necesitamos una estrategia sostenida a fin de desarrollar cada fuente disponible de energía en EE.UU.: petróleo, gas, eólica, solar, nuclear, de biocombustibles…”, enumeró.

También subrayó la necesidad de seguir desarrollando nuevas tecnologías para consumir cada vez menos energía, y anunció el lanzamiento de un programa que reunirá a los mejores científicos, ingenieros y empresarios del país para lograr que más automóviles pueden utilizar gas natural como combustible.

“Créanlo o no, podríamos reemplazar hasta el 17 por ciento del petróleo que importamos para transporte con ese combustible, que podemos obtener aquí en EE.UU. Eso significa mayor seguridad (…)menos costos(…) más empleos”, dijo.

El presidente indicó que el país consume más de la quinta parte del petróleo mundial, pero sólo dispone del 2 por ciento de las reservas que hay en el planeta. Aun así—señaló—en 2010 la dependencia del crudo extranjero se redujo 50 por ciento por primera vez en 30 años.

No hay soluciones mágicas

“Estamos dando cada paso posible—dijo—para desarrollar con seguridad suministros de gas natural para casi cien años”, un plan que según los expertos hará posible que al final de la década haya más de 600.000 nuevos empleos, agregó.

Sin embargo, apuntó que no hay soluciones mágicas para ldiar con el alto precio de la gasolina aun cuando como parte de los esfuerzos del gobierno los vehículos estadounidense “harán como promedio casi 55 millas por galón para mediados de la próxima década, casi el doble del rendimiento actual”.

De acuerdo con Obama, eso significará que “una familia típica estadounidense ahorrará más de $8.000 dólares en gasolina (y que) el país reducirá su consumo de petróleo en más de dos millones de barriles diarios”.

El presidente también dijo que tales estrategias requieren de los “adecuados incentivos” y reiteró su idea de que resulta “vergonzoso e inexcusable” que el gobierno subsidie a la industria petrolera con $4.000 millones de dólares cada año.

Entre otras personalidades, estuvieron junto al presidente en el alto centro de estudios, el senador por Florida Bill Nelson, la congresista Debbie Wasserman Schultz y la ex secretaria de Salud Donna Shalala, presidenta de la Universidad de Miami.

Además de hablar en el recinto docente, el presidente recorrió el Centro de Evaluación Industrial del plantel, que posee uno de los 24 programas que hay en el país para entrenar a estudiantes como expertos en eficiencia energética para las industrias.

Obama participó también en actividades de recaudación para su campaña electoral, en busca de un nuevo mandato de cuatro años en los próximos comicios presidenciales del 6 de noviembre.

Entre esos eventos estuvo uno en el Hotel Biltmore, en Coral Gables, y otro en la casa de Chris Korge, un notorio recaudador de contribuciones para el Partido Demócrata.

También una cena en la residencia del jugador de baloncesto Vince Carter, de los Dallas Mavericks, en Windermere, cerca de Orlando, en el centro del estado, donde el presidente esperaba recaudar $30.000 por persona.

La semana pasada, Obama llevó a cabo una gira de tres días por la costa oeste del país y logró recaudar alrededor de $8 millones de dólares en seis eventos de campaña.

XS
SM
MD
LG