Enlaces para accesibilidad

FED: Economía estadounidense "sigue siendo fuerte"


Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de EE.UU., dijo que la Fed no cree que las fuertes oscilaciones en el mercado accionario "tengan demasiado peso en el panorama económico, el mercado laboral y la inflación".

El nuevo presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, hizo sus primeras declaraciones públicas como líder del banco central de Estados Unidos al decir el martes al Congreso que el panorama económico estadounidense "sigue siendo fuerte" a pesar de la reciente turbulencia en los mercados.

Agregó que los prospectos positivos de empleo y crecimiento permitirán a la Fed seguir elevando su principal tasa de interés a un paso gradual. La Reserva subió su tasa principal tres veces el año pasado y ha indicado que espera elevarla otras tres veces en 2018.

Este anuncio hizo que los Bonos del Tesoro presentaran un aumento en el Mercado lo que hace presagiar una alza más agresiva en la tasa de interés.

En un comunicado preparado, Powell elogió a Janet Yellen por las importantes contribuciones que hizo durante sus cuatro años al frente de la Fed, la primera mujer en el cargo. Agregó que los dos han trabajado juntos para asegurar una "transición de liderazgo suave y proveer continuidad a la política monetaria".

Al referirse a las fuertes oscilaciones del mercado accionario a inicios de febrero, Powell dijo que la Fed no "cree que estos sucesos tengan demasiado peso en el panorama económico, el mercado laboral y la inflación".

El funcionario, quien asumió el cargo el 5 de febrero, fue nominado en noviembre después de que el presidente Donald Trump rechazó ofrecerle un segundo periodo a Yellen. Powell, un republicano, es uno de los siete miembros de la junta de la Reserva desde 2012.

Durante su participación en el Congrteso, Powell fue presionado por los demócratas que quieren que la Fed haga más para lidiar con la creciente desigualdad de ingresos.

Muchos demócratas en el Comité de Servicios Financieros de la Cámara presionaron a Powell para que se opusiera al recorte de impuestos de $ 1.5 trillones apoyado por los republicanos con el argumento de que la mayor parte de los beneficios se destinarían a los estadounidenses adinerados y empeorarían la desigualdad de ingresos. También presionaron para que opine sobre las políticas migratorias del gobierno y cómo afectarían a la economía del país.

Si bien fue el primer testimonio de Powell como presidente de la Fed, demostró ser un experto en desviar todas las preguntas que lo pondrían en aguas políticas peligrosas. A todas las preguntas políticas, Powell dijo que quería "seguir el camino de mis predecesores" y solo aventuró opiniones en áreas relacionadas con la política monetaria

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG