Enlaces para accesibilidad

Los impuestos al oro olímpico

  • Voz de América - Redacción

El estadounidense Michael Phelps, el olímpico con más medallas de la historia, podría pagar unos altos impuestos por sus 19 medallas si no se le aplica una excensión.

El estadounidense Michael Phelps, el olímpico con más medallas de la historia, podría pagar unos altos impuestos por sus 19 medallas si no se le aplica una excensión.

El senador Marco Rubio propone eliminar los impuestos a las medallas ganadas por los deportistas estadunidenses en Londres.

El debate sobre si los medallistas olímpicos deberían pagar o no impuestos sobre sus premios en efectivo ha surgido de nuevo cuando, este miércoles 1 de agosto, el senador por Florida Marco Rubio afirmó que estos deportistas no deberían ser gravados con tasas.

El político republicano presentó un proyecto de ley para aplicar exenciones de impuestos a los medallistas estadounidenses, a los que se les otorgará una remuneración en efectivo por parte del Comité Olímpico de Estados Unidos.

Rubio afirmó que los Juegos Olímpicos son una competición única y que los participantes son voluntarios que representan al país, por lo que el triunfo cebe celebrarse y no gravarse.

Si se gravasen las medallas,
los olímpicos estadounidenses tendrían que pagar un 35% de impuestos sobre los premios

Aquellos deportistas estadounidenses que obtengan una medalla de oro recibirán, por parte del comité, 25.000 dólares; los que consigan la de plata, 15.000; y los que ganen el bronce, 10.000.

Si no se otorgase este beneficio a los medallistas, el dinero recibido se gravaría con un 35% de impuestos, tanto por el valor físico de las medallas como por la bonificación en efectivo.

Desde las Olimpiadas de Seúl de 1988, cada país puede premiar a sus atletas por los triunfos olímpicos obtenidos; un premio que puede ayudarles en la financiación de su carrera. Canadá, por ejemplo, da un máximo de 20.000 dólares por el oro, Chile 65.000, Rusia 133.000 y una bonificación por zona geográfica, España 91.000 y Argentina 32.000.

Malasia es el país que mejor recompensa a sus deportistas, que obtienen 627.000 dólares por el oro; que, en el caso de haberse obtenido en bádminton, van acompañados de un lingote de oro que hace ascender la suma a 1,2 millones de dólares.

Alemania, por su parte, es una de las potencias que ofrece compensaciones más bajas a sus atletas, que rondan los 20.000 dólares. Grecia entrega incluso propiedades junto a una bonificación.

Algunos, sin embargo, no obtienen ninguna bonificación aparte de la medalla: es el caso de Gran Bretaña, a los que la casa de correos nacional ofrecerá una edición especial de estampillas como homenaje.
XS
SM
MD
LG