Enlaces para accesibilidad

Egipto: Soldados median en protestas


Los soldados se apostaron entre los dos grupos de manifestantes este jueves 3 de febrero de 2011 y la situación está en una tensa calma en la plaza Tahrir en El Cairo, con esporádicos eventos de violencia.

Los soldados se apostaron entre los dos grupos de manifestantes este jueves 3 de febrero de 2011 y la situación está en una tensa calma en la plaza Tahrir en El Cairo, con esporádicos eventos de violencia.

Soldados egipcios tomaron posición entre los manifestantes partidarios y opositores del gobierno en El Cairo.

La Casa Blanca condenó la violencia contra los manifestantes en El Cairo y el primer ministro de Egipto, Ahmed Shafiq, pidió disculpas este jueves 3 de febrero por los ataques de los simpatizantes del gobierno a los manifestantes antigubernamentales en la Plaza Tahrir.

Lea además: Batalla campal en Egipto

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs dijo por su parte que “el presidente Barack Obama y el gobierno de Estados Unidos condenan enérgicamente la atroz y deplorable violencia que tuvo lugar en El Cairo el miércoles”.

También Gibbs declaró que “si cualquier violencia es instigada por el gobierno, debe cesar inmediatamente”.

El primer ministro británico, David Cameron, tuvo un mensaje similar, indicando que cualquier escena de violencia es completamente inaceptable.

El primer ministro Shafiq prometiendo iniciar una investigación para determinar responsabilidades por los actos de violencia. Los opositores al presidente Hosni Mubarak acusaron al gobierno de enviar una fuerza organizada para atacar y provocar a los manifestantes que por cinco días habían realizado protestas pacíficas en la Plaza Tahrir.

El primer ministro Ahmed Shafiq dijo en la televisión estatal: "Pido disculpas por todo lo que sucedió ayer porque no es lógico ni racional". La inusual disculpa llevó a Shafiq a calificar el ataque como un "error grosero" y prometió investigar "para que todos sepan quién es el responsable".

En la mañana de este mismo jueves 3 de febrero, soldados egipcios tomaron posición entre los manifestantes partidarios y opositores del gobierno en El Cairo, después de que en las primeras horas de la mañana se produjeran tiroteos.

Varios tanques estaban estacionados cerca de la Plaza Tahrir, la Plaza de la Liberación en la capital egipcia. Miles de manifestantes antigubernamentales volvieron a reunirse en el lugar, pero esta vez construyeron barricadas para defender su posición, tras los ataques del día anterior.

De acuerdo con informes de prensa que citan a testigos presenciales, por lo menos cuatro personas resultaron muertas en los más recientes actos de violencia que se iniciaron incluso antes del amanecer.

El ejército arrestó a varias personas en el área, pero no está claro si los detenidos son partidarios del presidente u opositores.

Los médicos establecieron una clínica improvisada en una mezquita cerca de la Plaza Tahrir donde atendieron más de 640 heridos. El Ministerio de Salud egipcio dijo que el número de muertos en las últimas 24 horas llega a cinco.

Piden transición ordenada

Mientras tanto, los líderes de cinco países europeos pidieron una rápida y ordenada transición de poder en Egipto, indicando que están preocupados sobre los disturbios entre manifestantes pro gubernamentales y opositores.

En una declaración conjunta, este jueves 3 de febrero de 2011, los líderes de Francia, Alemania, Gran Bretaña, Italia y España dijeron que el proceso de transición debe comenzar ahora.

También este jueves, Human Rights Watch, con sede en Nueva York, dijo que el gobierno egipcio debe detener lo que parecen ser ataques organizados contra manifestantes pro democracia tras sangrientos enfrentamientos el miércoles en El Cairo.

El grupo dijo que Estados Unidos y la Unión Europea deben presionar al gobierno egipcio para que impida cualquier violencia contra los pacíficos manifestantes.

XS
SM
MD
LG