Enlaces para accesibilidad

EE.UU. espera a Irene

  • Voz de América - Redacción

La Marina de EE.UU. ordenó a sus barcos salir a la mar, donde se dijo que pueden resistir mejor este tipo de tormentas.

El huracán Irene, el primero de la temporada en el Atlántico, cobra fuerza a su paso por las Bahamas con vientos de hasta 185 kilómetros por hora ante la alerta que se extiende ya en Miami y Carolina del Norte después de que ascendiera a la categoría 3 en una escala de 5. Las aerolíneas han comenzado a cancelar vuelos.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos emitió en la madrugada de este jueves 25 de agosto de 2011, el primer aviso de huracán para las islas Outer Banks de Carolina del Norte, donde algunas comunidades han comenzado a ser evacuadas.

El huracán se dirige ahora hacia la costa este de Estados Unidos y se espera su llegada a Washington el sábado y un día después a Nueva York.

Aunque la tormenta todavía podría cambiar de rumbo, en Nueva York, el alcalde Michael Bloomberg, urgió a los neoyorquinos a enfocar su estrategia en caso de desastres, haciendo referencia al terremoto acontecido el martes, y el daño potencial que podría causar el huracán Irene.

"El resto del litoral oriental está también dentro de la trayectoria de esta tormenta", dijo el jueves el director del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, Bill Read. "Al ser un gran huracán, los vientos con fuerza de tormenta tropical se extenderán mucho tierra adentro", agregó.

“Todo el mundo debe estar atento a la tormenta y poner atención a la Oficina de Manejo de Emergencias cuando avisan sobre ante qué debemos prepararnos a medida que nos acercamos a la potencial tormenta, y si ésta no nos golpea, la posibilidad de otras es muy grande. Es muy probable que tengamos algunas tormentas aquí”, señaló el alcalde.

Bloomberg especificó que habrá que esperar hasta el viernes para decidir si habrá evacuaciones voluntarias u obligatorias, pero pidió a los residentes de las áreas costeras prepararse para salir a zonas más altas si fuera necesario.

Las autoridades de ese estado están tomando precauciones como mover vehículos del sistema escolar a zonas más altas, o liberar agua de reservorios que están casi llenos debido a la cantidad de lluvias este agosto y planean cerrar los sistemas de túneles y de metro en Nueva York en caso de inundación a causa del huracán.

En Virginia, la Marina de EE.UU. ordenó a sus barcos salir a la mar, donde se dijo que pueden resistir mejor este tipo de tormentas.

El gobernador de este estado, Bob McDonnell, declaró estado de emergencia ante la posible llegada el fin de semana del huracán Irene.

McDonnell no planea una evacuación total del estado, pero advirtió a los residentes de Virginia que viven en zonas bajas que se alisten en caso de que tengan que evacuar sus viviendas.

Irene es el primer huracán que amenaza seriamente a Estados Unidos en tres años. La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias dijo que el personal de emergencia se está preparando a lo largo de la costa.

Desastre en Las Bahamas

Mientras tanto, el huracán Irene se fortaleció al acercarse a su paso por las las islas Bahamas con vientos sostenidos que pasaron de 185 a 195 kilómetros por hora, y ráfagas superiores, aunque se mantiene con intensidad de categoría tres y se desplaza con dirección noroeste a casi 19 kilómetros por hora.

El Centro Nacional de Huracanes (NCH) indicó que a medida que el huracán avanza rumbo al sureste de Estados Unidos tiene posibilidades de intensificarse más.

Meteorólogos dijeron que a su paso por Bahamas, Irene, que ahora se desplaza a una velocidad de 19 kilómetros por hora, podría llegar a tener categoría cuatro, con vientos de 217 kilómetros por hora.

De acuerdo con los pronósticos, el miércoles en la noche el ojo del huracán pasará por el sureste y centro de Bahamas, y el jueves se hallaría sobre el noroeste de las islas.

Con intensos vientos y torrenciales lluvias Irene tocaría tierra en un punto de la costa este de EE.UU. con posibilidades de que lo haga tarde el viernes o en la madrugada del sábado por Carolina del Norte o del Sur.

Sin embargo, los partes señalan que de mantenerse por tiempo más prolongado sobre el agua el huracán podría avanzar hasta Nueva York y Nueva Inglaterra.

"Es imperativo que los habitantes de los estados que podrían verse afectados a finales de esta semana (por Irene) tomen esta tormenta seriamente", dijo Craig Fugate, directivo de la agencia federal para el manejo de emergencia (FEMA).

El último huracán categoría 3 que golpeó Carolina del Norte fue Fran, en 1996.

XS
SM
MD
LG