Petare, Venezuela
Cables de electricidad cuelgan frente a un edificio con las imágenes borrosas del difunto presidente venezolano Hugo Chávez, a la izquierda, y del actual presidente Nicolás Maduro en el barrio de Petare, en Caracas.

El nombre del empresario Alex Nain Saab Morán acaparó titulares este fin de semana cuando se informó de su captura en Cabo Verde, África, y su posible extradición. Pero ¿por qué es capturado?

La portavoz del Departamento de Justicia, Nicole Navas Oxman, indicó este fin de semana que su detención se da por una alerta roja de Interpol emitida por las acusaciones en Estados Unidos, reportan las agencias de noticias AP y Reuters.

En julio de 2019, la Fiscalía del Distrito Sur de Florida acusó formalmente a Saab y su socio Álvaro Pulido por conspirar para cometer lavado de dinero y por lavado de dinero, relacionados con un “plan para pagar sobornos para aprovechar el tipo de cambio controlado por el gobierno de Venezuela”.

La acusación indica que desde 2011 y hasta 2015, aproximadamente, Saab y Pulido conspiraron con otros para lavar el producto de un esquema del soborno. Explican que se trataría de más de 350 millones de dólares.

Según el texto, en noviembre de 2011 Saab y Pulido obtuvieron un contrato para construir viviendas de bajos ingresos. En ese contexto, habrían aprovechado del cambio oficial venezolano presentado documentos de importación falsos para bienes y materiales que nunca llegaron y sobornando funcionarios para la aprobación esos documentos.

El presidente en disputa, Nicolás Maduro, instó a las autoridades colombianas a adelantar una investigación sobre los nexos de la banda criminal 'Los Rastrojos' con Juan Guaidó y el gobierno de Iván Duque.
EE.UU. ofrece garantías a Maduro si sale de Venezuela y reitera papel de Cuba
EE.UU. ofrece garantías a Maduro si sale de Venezuela y reitera papel de Cuba

Este mismo día, Saab fue sancionado por el Departamento de Tesoro de EE.UU. y señalado de tejer una red de corrupción que permitió al gobierno en disputa de Nicolás Maduro obtener “lucros significativos mediante importaciones de alimentos y su distribución”.

En la nota donde se anuncia las sanciones, indican que Saab se beneficio de los contratos con el gobierno de Venezuela, incluido el programa de subsidio de alimentos, los Comité Local de Abastecimiento y Producción o CLAP. 

Explican, además, que a través de una red de compañías fantasma, socios comerciales y miembros de la familia, “Saab lavó cientos de millones de dólares procedentes de corrupción”.

El texto explica que los lazos de Saab y Pulido con Venezuela van desde 2009, cuando el expresidente Hugo Chávez estaba en el poder y  ganaron un contrato para construir 25.000 viviendas en Venezuela por “tres o cuatro veces el costo real”.

En 2016, ya estado Maduro en la presidencia, cuando fueron creados los CLAP, explica el Departamento de Tesoro, Saab y su socio crearon una estructura corporativa para adquirir la comida, ensamblarla - todo en otro país - y enviarla a Venezuela, a precios más rentable.

En muchos casos, las compañías fantasmas recibirían los pagos del gobierno, para luego distribuir los fondos como sobornos a los funcionarios que eran parte del esquema corrupto, agregan.

En 2018, el gobierno en disputa comenzó a utilizar el oro venezolano para pagar algunos contratos, incluidos los contratos de alimentos de los CLAP, y Saab también comenzó a ayudarlos a convertir el oro en divisas.

Además de Saab y dos de sus hijos, en ese momento también fueron sancionados tres hijastros de Maduro, a quienes Saab le habría desviado “dinero a cambio de acceso a los contratos”.

13 compañías de Saab, socios o personas que estarían relacionados con el esquema de corrupción en Emiratos Árabes Unidos, Hong Kong, Panamá, Colombia e incluso uno en Estados Unidos, fueron señaladas por el Departamento de Tesoro ese día.

Maduro acusó a los organismos de inteligencia colombianos de intentar captar militares venezolanos en los últimos tres meses para afectar los sistemas de defensa aérea de Venezuela.
EE.UU. emite nuevas sanciones contra personas y empresas vinculadas a Maduro
EE.UU. emite nuevas sanciones contra personas y empresas vinculadas a Maduro

En septiembre de 2019, EE.UU. designó a otras tres personas, dos hermanos de Saab y el hijo de Pulido, y 16 empresas más por su relación con este esquema de corrupción.

Esta misma semana, antes de su captura, la fiscalía de Colombia impuso un embargo sobre los bienes de Saab en su territorio valorados por mas de 9 millones de dólares.

Estos bienes, explican, están a nombre de una sociedad serviría de fachada para ocultar las ganancias obtenidas por Saab de importaciones y exportaciones ficticias que "representaron pérdidas al estado colombiano”

Por ello, se le vincula a una investigación por lavado de activos, concierto para delinquir, enriquecimiento ilícito, exportación y/o importaciones ficticias, y estafa.

Residents help to unload and stack boxes of basic food staples, such as pasta, sugar and flour, provided by a government food…
Colombia embarga bienes de empresario señalado en esquema de corrupción en Venezuela
Álex Saab es señalado por su presunta participación en el esquema de corrupción del programa de alimentos del gobierno en disputa de Venezuela, los Comité Local de Abastecimiento y Producción, o CLAP. Los bienes embargados están valorados en más de nueve millones de dólares.

Después de conocerse la noticia de la captura de Saab, Luisa Ortega Díaz, reconocida como fiscal general venezolana en el exilio por la oposición, recordó que ya para el 2017, había revelado el vínculo de Saab con Maduro.

En su momento aseguró que las pruebas las entregaría a las autoridades de distintos países, entre ellos EE.UU. y Colombia, para su investigación.

A pesar de que EE.UU. identifica en todas sus comunicaciones a Saab como un “ciudadano colombiano”, el comunicado emitido por la cancillería del gobierno en disputa después de su arresto asegura es un venezolano “agente del Gobierno Bolivariano de Venezuela”.

En el momento de su captura, se encontraba en su trayecto para garantizar los alimentos para el sistema de distribución del gobierno, las CLAP, “así como medicamentos, insumos médicos y otros bienes de carácter humanitario para la atención de la pandemia del COVID-19”.