FILE - In this Sept. 30, 2019, file photo, former national security adviser John Bolton gestures while speakings at the Center…
Foto de archivo del ex asesor de seguridad John Bolton.

El exasesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, cree que el presidente en disputa de Venezuela Nicolás Maduro será “reemplazado”, pero por la propia crisis que vive el país, aunque la presión internacional sea necesaria.

En una entrevista con el medio español ABC publicada este domingo, Bolton asegura que: “Creo que, en última instancia, sí, Maduro será reemplazado. Es algo que tiene que ver más con las condiciones en Venezuela, que con quién está en la Casa Blanca. A la oposición la apoya un 90% de la ciudadanía”.

Sin embargo, resaltó que es importante que los países aliados del continente “mantengan la presión económica sobre Maduro”. “Y creo que eso es todavía más importante aquí en EE.UU., donde existe un amplio apoyo a Guaidó y la oposición entre demócratas y republicanos”, agregó.

En otra pregunta, Bolton ratifica: “El grado de oposición a Maduro entre el pueblo venezolano es tan grande, que solo requiere un poco de ayuda del exterior, algo de presión sobre Maduro. Necesitamos seguir así”.

El exasesor de Seguridad Nacional estadounidense, un halcón de la política exterior de EE.UU., que ha servido en varias administraciones republicanas y que ha sido criticado por su visión del mundo de línea dura, destacó el apoyo de Cuba, China, pero especialmente Rusia, al gobierno en disputa de la nación sudamericana.

Bolton publicó recientemente un libro donde relata su experiencia en los 18 meses dentro en la administración de Donald Trump, que terminaron en septiembre del año pasado. En el texto incluso hace mención a la política exterior estadounidense hacia Venezuela.

El presidente Trump ha calificado el libro de Bolton como una "compilación de mentiras e historias inventadas” y otros funcionarios, como el secretario de Estado Mike Pompeo, también han criticado las afirmaciones que hay en el libro.

Por su parte, el gobierno en disputa de Nicolás Maduro ha tomado las afirmaciones en el libro de Bolton como una prueba de lo que consideran ataques de EE.UU hacia Venezuela.