Enlaces para accesibilidad

Juicio muestra video de Dylann Roof confesando su masacre

  • Voz de América - Redacción

Además del jurado, en la sala estaban tres sobrevivientes de la masacre y varias decenas de familiares de las víctimas, escuchando cada palabra de Roof.

El 17 de junio de 2015, Roof ingresó a la iglesia metodista Emanuel African con su pistola Glock calibre .45 escondida en un bolso lleno de municiones. Luego, sacó el arma y disparó. Mató a algunos y otros lograron esconderse debajo de la mesa.

Los fiscales en el caso del Dylann Roof, que mató a nueve personas negras mientras estudiaban la Biblia en una iglesia de Charleston, están usando un video con las propias palabras del atacante para mostrarlo como alguien racista y cruel durante su juicio.

Los acusadores buscan que se le aplique la pena capital, utilizando el video donde Roof confesó el tiroteo ocurrido en junio del 2015.

La confesión de dos horas fue presentada como evidencia, junto con un diario escrito a mano que hallaron en su carro.

El video se presentó en dos pantallas, en la sala de la corte, donde el jurado escuchaba atentamente el testimonio que dio el joven de 22 años a la policía a menos de 24 horas después del ataque.

"Alguien tenía que hacer algo porque los negros están matando a los blancos cada día en las calles y están violando a las mujeres blancas", dijo Roof.

Luego alegó que el daño que causó en esa iglesia fue "minúsculo si se le compara con el que generan los negros a diario”.

"Tenía que hacerlo, porque no hay nadie suficientemente valiente para hacerlo. El Ku Klux Klan no iba a hacer nada", dijo a los agentes que lo interrogaban la tarde después del ataque.

Además, contó que escogió Charlestone por ser una ciudad "histórica" y con mucho signficado, y que llegó a esa iglesia tras hacer una búsqueda en Internet de recintos a los que acudieran afroamericanos. "No fui a otra iglesia porque podía haber gente blanca", explicó.

"Los blancos son superiores a los negros y a los hispanos, indios, árabes", agregó más adelante en la entrevista.

En el video, Roof se ríe varias veces y gesticula exageradamente como si tuviera un arma mientras describe la masacre. Quería dejar al menos una persona viva para que contara lo ocurrido, explica, quejándose que sus víctimas "complicaron las cosas" al esconderse bajo las mesas.

Los abogados de Roof han aceptado que su cliente perpetró el ataque y están enfocados en convencer al jurado que no lo condene a muerte en la fase de castigo del juicio.

La presentación de testigos continúa la semana próxima y los fiscales dicen que ellos podrían terminar de presentar su caso el miércoles.

XS
SM
MD
LG