Enlaces para accesibilidad

Alberto se degrada a depresión tropical, continúa peligro por lluvias


Alberto, todavía como tormenta subtropical, llega a la playa de Orange, en Alabama, el 28 de mayo.

Los meteorólogos advirtieron este martes en la madrugada que Alberto, ahora como depresión tropical, sigue siendo un peligro para el sur de Estados Unidos, donde ha vertido fuertes lluvias y provocado inundaciones repentinas.

De acuerdo al Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, la tormenta tropical Alberto, tocó tierra el lunes en el noroeste de Florida.

Se esperaba que la depresión se mueva más rápidamente hacia Alabama y se adentre hacia el valle de Tennessee el martes, y hacia el valle de Ohio y la región de los Grandes Lagos el miércoles y jueves.

Sus vientos máximos sostenidos disminuyeron a 55 km por hora mientras continúa debilitándose.

Aún así se espera que Alberto produzca entre 5 y 15 centímetros de lluvia sobre Florida y Alabama.

“La idea básica es que va a quedarse sin espacio para fortalecerse” ya que pronto dejará de obtener energía de las cálidas aguas del Golfo de México, estimó Dan Petersen, del Centro Nacional de Predicción Climática del Servicio Meteorológico Nacional en College Park, Maryland.

Las autoridades no han atribuido oficialmente víctimas mortales a la tormenta, pero en Carolina del Norte el reportero y presentador de la cadena de televisión WYFF en Greenville Mike McCormick (Arkansas), y su camarógrafo Aaron Smeltze (Virginia), perdieron la vida tras caer un árbol en su camioneta mientras se dirigían al Condado de Polk.

El lunes Alberto ingresó en Laguna Beach, Florida, a unos 24 kilómetros (15 millas) al oeste-noroeste de Panama City.

Una granja parcialmente inundada en Bahía Honda, Cuba, cuando la tormenta subtropical Alberto pasaba por la costa oeste de la Isla. 26 de mayo de 2018. REUTERS / Alexandre Meneghini.
Una granja parcialmente inundada en Bahía Honda, Cuba, cuando la tormenta subtropical Alberto pasaba por la costa oeste de la Isla. 26 de mayo de 2018. REUTERS / Alexandre Meneghini.

El paso de la tormenta Alberto ha dejado buena parte de la isla de Cuba con fuertes inundaciones, cierres en las carreteras y cerca de cinco mil evacuados, con mayor presencia en las localidades de Pinar del Río y Artemisa.

Miles de residentes de Florida evacuaron sus casas el domingo anticipándose a la llegada del fenómeno natural.

​Alberto, la primera tormenta con nombre en el Atlántico en 2018, llegó durante el fin de semana del Día de los Caídos y tal como se anticipó, afectó el transporte el lunes cuando muchas personas regresan del feriado.

Alberto viene después de una serie de huracanes mortales que golpearon a Estados Unidos y el Caribe el año pasado, causando cientos de miles de millones de dólares en daños, apagones masivos y devastación en cientos de miles de estructuras en Texas, Florida y Puerto Rico.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG