Enlaces para accesibilidad

Madrid sugiere que podría retirar autonomía a Cataluña


El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, responde a una pregunta en el Parlamento, en Madrid, 18 de octubre de 2017.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, pidió el miércoles “sensatez” al jefe del Ejecutivo catalán, Carles Puigdemont, para no obligarle a activar a partir de mañana el artículo 155 de la Constitución, que permite medidas extraordinarias de intervención en la región.

Rajoy volvió a emplazar a Puigdemont a que cumpla el plazo que le dio y aclare antes de las 10 de la mañana del jueves si la semana pasada declaró o no la independencia de Cataluña tras un polémico referéndum de independencia el 1 de octubre.

“Le pido que actúe con sensatez, con equilibrio, que ponga delante el interés de todos los ciudadanos (..) Simplemente, y no es tan difícil, responder a una pregunta: '¿Ha declarado la independencia de Cataluña?'”, dijo Rajoy en la sesión de control al Gobierno del miércoles.

“Si es así (si la ha declarado), el Gobierno está obligado a actuar de una forma y, si no lo ha hecho, podremos hablar aquí en el Parlamento, como le hemos pedido todos los grupos parlamentarios”, dijo el dirigente conservador.

La petición de Rajoy se produce después de que el Gobierno catalán adelantara que mantendrá la respuesta dada el lunes a Rajoy, en la que no despejó la incógnita sobre la declaración y le emplazaba al diálogo, pidiendo una mediación internacional para resolver la peor crisis institucional en el país en décadas.

En un nuevo aviso sobre las adversas repercusiones de la crisis catalana -que ha llevado ya a que casi 700 empresas cambien su sede social-, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal dijo el miércoles que su efecto sobre el Producto Interior Bruto español podría llegar a los 12.000 millones de euros si se prolonga en el tiempo.

Una de las salidas planteadas en las últimas semanas para dejar atrás el enfrentamiento institucional es un adelanto de las elecciones autonómicas, pero el consejero de Exteriores catalán, Raül Romeva, descartó en Bruselas que esa posibilidad esté en la agenda del Gobierno regional por el momento.

En su lugar, según La Vanguardia, en el caso de que se tomen medidas excepcionales que podrían incluir la gestión de consejerías catalanas desde Madrid, Puigdemont estudiaría aprobar una declaración unilateral de independencia en toda regla y convocar elecciones constituyentes.

Próximos pasos

Respecto a qué pasos dará a partir de mañana, el Gobierno consultará en las próximas horas con los líderes de los partidos que le respaldan en su proceder con Cataluña, el PSOE y Ciudadanos, sobre cómo aplicará un artículo nunca invocado y que exige el visto bueno del Senado.

“Es una medida para la que queremos contar no sólo con mayoría del Senado, sino también con una amplia mayoría de esta Cámara”, dijo la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, durante una sesión en la que los diputados de fuerzas independentistas y de Podemos exhibieron carteles a favor de la liberación de los líderes del movimiento secesionista encarcelados esta semana.

La continuidad del enfrentamiento entre las autoridades españolas y catalanas ahondará previsiblemente la tensión social en Cataluña, donde miles de personas han salido a la calle en las últimas semanas tras un referéndum que el lunes fue declarado nulo por el Tribunal Constitucional.

De intervenirse las instituciones catalanas, el Gobierno regional aboga por continuar la “resistencia pacífica” de la ciudadanía ante edificios simbólicos de Cataluña, según la Vanguardia, lo que algunos vaticinan que podría dar lugar a escenas de cargas policiales similares a las del 1 de octubre.

Reuters

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG