Enlaces para accesibilidad

Dime que te diré: se recrudece guerra diplomática entre EE.UU. y Rusia

  • Voz de América - Redacción

El secretario de Estado, Rex Tillerson, derecha, y el ministro ruso de Exteriores, Sergey Lavrov, se retiran tras posar para los fotógrafos en el Departamento de Estado, en mayo de 2017.

Rusia prometió el viernes una “fuerte respuesta” a la decisión de Estados Unidos de ordenar el cierre del consulado ruso en San Francisco y otras oficinas en Washington y Nueva York.

Durante un acto en la principal escuela diplomática de Rusia, el ministro ruso de Exteriores, Sergey Lavrov, dijo que Moscú reaccionará a la decisión una vez termine de analizarla.

“Daremos una dura respuesta a esas cosas que aparecen totalmente sin aviso para afectarnos, y que tienen la única intención de arruinar nuestra relación con Estados Unidos”, dijo Lavrov.

El gobierno de Donald Trump dijo que la medida anunciada el jueves respondió a la decisión “injustificada y perjudicial” del Kremlin de obligar a Washington a reducir su personal diplomático en Rusia.

Funcionarios estadounidenses dijeron que Rusia debería abstenerse de responder nuevamente, resaltando que fue Moscú quien ordenó recortes en el personal estadounidense en Rusia argumentando que los dos países deberían tener “paridad” en su presencia diplomática recíproca.

“Estados Unidos espera que, habiendo avanzado hacia el deseo de paridad de Federación Rusa, podamos evitar acciones vengativas adicionales de ambas partes”, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

Ambos países tienen ahora tres consulados en sus territorios y presuntamente el mismo número de funcionarios diplomáticos.

Lavrov defendió la decisión de su gobierno de recortar la presencia diplomática estadounidense como una reacción reciproca a la expulsión de diplomáticos rusos el pasado diciembre.

Pero el ministro ruso también atribuyó a los enemigos de Trump la nueva decisión estadounidense, afirmando que las sanciones están diseñadas “para amarrarle las manos a Trump y no dejarlo usar sus poderes constitucionales de lleno para crear su propia política exterior”.

Unas horas antes del anuncio estadounidense, el nuevo embajador ruso Anatoly Antonov arribó a Estados Unidos para hacerse cargo de la sede diplomática de su país. En el aeropuerto, Antonov citó una máxima del líder soviético Vladimir Lenin cuando pidió precaución y profesionalismo: “No necesitamos impulsos histéricos”.

No obstante la tensión entre los dos antiguos enemigos de la Guerra Fría sin duda se ha agravado.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG