Enlaces para accesibilidad

Nicaragua mantiene normalidad en escuelas públicas pese a COVID-19


Centro Educativo San Sebastián en Managua, Nicaragua. [Foto: Daliana Ocaña, VOA].

Un improvisado cartel, escrito a mano en un cartón, anuncia a los padres de familia del Centro Educativo San Sebastián en Managua que las clases continúan con regularidad pese a la pandemia del COVID-19 y la detección, hasta ahora, de dos casos positivos en el país.

Honduras, El Salvador y Costa Rica han adoptado la medida de suspender las clases para prevenir contagios, mientras en Nicaragua el director del Foro de Educación y Desarrollo, Jorge Mendoza, denunció que a los estudiantes se les está presionando para asistir a las escuelas y las universidades.

“Nosotros estamos sumamente preocupados porque ahora no solamente se está amenazando a los estudiantes que con tres ausencias van a perder asignaturas, en las universidades se les ha amenazado (…) que se les va a retirar la matricula si dejan de ir a clases”, explicó Mendoza a la Voz de América.

El experto considera que el gobierno debería estar trabajando en la etapa de contención del brote en el país, lo que significaría tomar medidas de aislamiento y la decisión de suspender las clases a nivel nacional.

“Nos resulta sumamente preocupante y condenable la decisión del gobierno de Nicaragua y las autoridades educativas”, aseguró Mendoza.

Para el exministro de Educación, Carlos Tünnermann Bernheim, “la medida razonable” es suspender las clases y que el Ministerio de Educación trabaje en “reajustar” el calendario escolar, tomando la posibilidad de postergar el cierre del año lectivo.

Sin embargo, el diputado sandinista Luis Barbosa aseguró que en los centros educativos se están tomando todas las medidas de prevención y dijo además que los pequeños no son vulnerables a la pandemia.

Diputado Sandinista Luis Barbosa . (Foto Daliana Ocaña).
Diputado Sandinista Luis Barbosa . (Foto Daliana Ocaña).

“Dicen que los que estamos en riesgos somos los mayores de la tercera edad.Los niños y los jóvenes que mayoritariamente hay en las escuelas, el 95% son jóvenes, están menos expuestos. Nuestros niños están siendo cuidados”, explicó el parlamentario.

Por su parte, los maestros hacen su mayor esfuerzo para prevenir la enfermedad en los centros escolares. El docente de ciclo primario Juan Carlos Castillo, explicó que entre las medidas que se les están enseñando a los menores esta, “Lavarse las manos constantemente por 20 segundos y mantener limpios los lugares”.

“Hemos lavado las aulas de clase con cloro, con ACE, para que los chavalos estén en espacios limpios”, añadió el docente que poco o nada puede hacer ante la medida oficial de seguir impartiendo clases con regularidad.

En tanto, padres de familia consideran que la medida del estado es irresponsable y prefieren no enviar a sus hijos a la escuela como afirma Carlos Ortiz. “Pienso que no es viable enviar a los alumnos a clase, porque eso es un virus que se puede expandir por una u otra razón. Si yo tengo el virus y voy al colegio voy a contagiar a los alumnos y a los maestros“, dijo.

Aunque el Ministerio de Educación guarda silencio ante las medidas internacionales, colegios y universidades privadas y religiosos han cerrado sus puertas e imparten clases por internet para evitar la propagación del COVID -19.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG