Enlaces para accesibilidad

Hondureña se desvanece y muere en custodia de patrulla fronteriza de EE.UU.


Las agencias de inmigración y la frontera de Estados Unidos se encuentran bajo escrutinio luego de la muerte de varios niños bajo su cuidado, desde fines de 2018.

Una mujer hondureña murió el lunes, poco después de ser puesta en custodia por la patrulla fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés).

La mujer, cuyo nombre no fue revelado, cruzó la frontera entre EE.UU. y México sin autorización cerca de Eagle Pass, Texas, la mañana del 3 de junio y se desvaneció 25 minutos después, según el CBP.

La mujer de 40 años fue trasladada a un hospital, donde fue declarada muerta.

Como es la práctica estándar de la agencia, revisará la muerte en custodia.

"Esta tragedia marca la segunda vez en menos de 36 horas que una persona muere inmediatamente después de su peligrosa migración desde su hogar en América Central, a través de México y de nuestra frontera suroeste", dijo el comisionado interino del CBP, John P. Sanders, en un comunicado.

Su muerte, anunciada por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, sigue la de un salvadoreño el día anterior. El hombre sufrió una incautación el 2 de junio, a los 15 minutos de su detención por parte de CBP, y murió poco después, según la agencia.

También lea: Salvadoreña transgénero muere pocos días después de ser liberada por ICE.

Si bien las muertes bajo custodia siguen siendo poco frecuentes, las agencias de inmigración y la frontera de Estados Unidos se encuentran bajo un intenso escrutinio luego de la muerte de varios niños bajo su cuidado desde fines de 2018.

El viaje a través de la frontera para evitar los puertos de entrada puede ser mortal. Las caminatas en el desierto con comida y agua limitadas, el transporte informal, los contrabandistas poco confiables y las temperaturas abrasadoras causan cientos de muertes en las tierras fronterizas cada año.

En el año fiscal 2018, CBP encontró 283 personas muertas, la mayoría en los sectores de Laredo, Valle del Río Grande y Tucson.

Mientras que el sombrío recuento anual ronda los 250-400, en algunos años casi 500 migrantes murieron en los senderos hacia el suroeste de EE.UU., según datos de CBP.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG