Enlaces para accesibilidad

Tras ser hallado culpable Roof encara la pena de muerte

  • Voz de América - Redacción

Dylann Storm Roof sigue creyendo que no está enfermo mentalmente.

El autor de la masacre en Carolina del Sur ha decidido representarse a sí mismo durante la fase de sentencia, una decisión que el juez del caso ha aprobado.

El jurado que el jueves halló culpable a Dylann Roof de la muerte de nueve afroestadounidenses que oraban en una iglesia de Carolina del Sur, se volverá a juntar a partir del 3 de enero para decidir si lo condenan a muerte.

Testigos de la fiscalía argumentarán que Roof pasó meses premeditando la matanza y por lo tanto es merecedor de la pena máxima.

Roof, en cambio, ha decidido representarse a sí mismo durante la fase de sentencia, una decisión que el juez del caso, Richard Gergel, ha aprobado en base a que el acusado es lo suficientemente inteligente y competente, aunque dijo que es “estratégicamente poco aconsejable”.

Durante el juicio, sus abogados defensores no quisieron negar que el crimen fue atroz, pero argumentaron que Roof es un enfermo mental y ya lo era al momento de los hechos.

Aunque la relación entre los defensores y el defendido fue cordial en esa fase, Roof sigue creyendo que no está enfermo mentalmente.

En una nota escrita a mano meses antes de la masacre hizo notar que no cree en los expertos en salud mental.

“Quiero hacer notar que me opongo moralmente a la psicología”, escribió. “Es un invento judío y no sirve de nada más que para inventar enfermedades y decir a la gente que tiene problemas cuando no es así”.

Al defenderse a sí mismo, Roof podrá dirigirse al jurado con un discurso de apertura y cierre, interrogar testigos y llamar a testigos propios a declarar.

Durante la fase del juicio que terminó ayer, no declaró y casi siempre permaneció con la cabeza agachada y sin ver a los testigos o la evidencia que se presentó en su contra.

XS
SM
MD
LG