Enlaces para accesibilidad

Cierran urnas en elección especial clave en Georgia

  • Voz de América - Redacción

Karen Handel, izquierda, y Jon Ossoff antes de un debate en Atlanta, Georgia para la elección especial del Sexto Distrito Legislativo. Junio 6, 2017.

La lluvia no impidió que los electores de Georgia ejerzan su derecho al voto en los más caros comicios legislativos en la historia de Estados Unidos, y que se considera podrían reflejar el curso que seguirán las elecciones de medio término en 2018.

La elección especial determinará al representante por el sexto distrito de Georgia a la cámara baja del Congreso de Estados Unidos. La votación se ha convertido en una especie de referendo sobre el Partido Republicano en la era de Donald Trump.

Alrededor de las 8pm, hora local, el demócrata John Ossoff, de 30 años, tenía una ligera ventaja sobre la candidata republicana Karen Handel, de 55, quien partió con unos dos puntos porcentuales adelante de su rival cuando se anunciaron los resultados de los tres primeros distritos.

El o la ganadora sustituirá la vacante dejada por Tom Price, ahora secretario de Salud y Servicios Humanos el gobierno de Trump.

Los candidatos son virtualmente desconocidos para el resto del país, pero sus campañas, financiadas con dinero externo al estado de Georgia, han gastado unos $50 millones de dólares, una cifra sin precedentes para este tipo de elección.

El sexto distrito en Atlanta es un área de residentes acomodados y con y educación superior, que en el pasado eligió a personalidades como Newt Gingrich, quien llegó a ser presidente de la Cámara de Representantes y ahora es cercano asesor de Trump.

Pero aún con ese pedigrí, Trump apenas pudo derrotar a su rival demócrata Hillary Clinton en las elecciones presidenciales. Y este martes, como reconoció el mismo secretario de Agricultura y ex gobernador del estado, Sonny Perdue, “algunos republicanos” se sienten “descorazonados” por el presidente.

No obstante, tanto Ossoff como Handel se han ido moviendo hacia el centro en el espectro político. Ossoff, que inició su campaña en enero pidiendo a los votantes “enfurecer a Trump”, ahora trata de atraer a los republicanos desilusionados de los que habla Perdue.

Por su parte, Handel ha aceptado la ayuda de Trump y del vicepresidente Mike Pence, pero regularmente declara no ser “una extensión de la Casa Blanca”.

Trump ganó el distrito por solo dos puntos en noviembre pasado, y en este momento no es más popular que entonces. “Ese es el factor más importante que ha convertido esta elección en una batalla electoral cercanamente observada", y los demócratas están esperanzados en que el mismo rechazo hacia los republicanos perceptible en un distrito como el sexto de Georgia los ayudará en lugares como California o Virginia el próximo año, apunta la publicación Político.

Pero si la derrota de Handel sería alarmante para los prospectos republicanos en la elección de 2018, para los demócratas un fracaso de Ossoff sería casi catastrófico y obligaría a replantearse la oposición al gobierno de Trump: perder significaría que el Partido Demócrata es incapaz de convertir las protestas y la energía perceptible a nivel nacional en votos reales.

A parte de eso, la elección en Georgia de este martes no cambiará mucho en el Congreso, donde los republicanos continuarán siendo mayoría.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG