Enlaces para accesibilidad

Alcalde de Jersey City, EE.UU.: Hombres armados atacaron mercado kosher


El alcalde de Jersy City, Nueva Jersey, Steven Fulop, (derecha) y el director de seguridad pública James Shea hablan con periodistas frente a mercado kosher atacado el 10 de diciembre de 2019.

Los hombres armados que participaron en un furioso tiroteo que dejó seis personas muertas en Jersey City, Nueva Jersey, claramente atacaron un mercado judío, dijo el alcalde el miércoles, alimentando las crecientes sospechas de que el derramamiento de sangre fue un ataque antisemita.

El alcalde Steven Fulop se negó a llamarlo un ataque antisemita, pero dijo que el video de vigilancia mostraba a los pistoleros conduciendo lentamente por las calles de la ciudad y luego deteniéndose frente a una tienda de comestibles kosher, donde salieron tranquilamente de su camioneta e inmediatamente abrieron fuego.

Trabajadores de emergencia responden a un supermercado kosher, sitio de un mortal tiroteo en Jersey City, Nueva Jersey, el martes, 10 de diciembre de 2019.
Trabajadores de emergencia responden a un supermercado kosher, sitio de un mortal tiroteo en Jersey City, Nueva Jersey, el martes, 10 de diciembre de 2019.

Ni el fiscal general del estado, que dirige la investigación, ni ninguna otra autoridad encargada de hacer cumplir la ley ha confirmado que los atacantes atacaron a judíos. El director de seguridad pública de la ciudad, James Shea, dijo el martes que no había indicios de que fuera terrorismo. Y la policía no divulgó información inmediata sobre los asesinos.

Un oficial de policía, tres transeúntes y los asesinos murieron en la violencia el martes por la tarde en la ciudad de 270.000 personas al otro lado del río Hudson frente a la ciudad de Nueva York.

El tiroteo comenzó cerca de un cementerio, donde el detective Joseph Seals, un miembro de una unidad de 40 años dedicado a sacar armas ilegales de la calle, fue asesinado mientras intentaba detener a los "chicos malos", dijo el jefe de policía Michael Kelly sin dar más detalles.

Luego, los asesinos condujeron una furgoneta de alquiler robada más de una milla hasta el mercado kosher, donde utilizaron fuego de rifles de alta potencia en una batalla prolongada con la policía que llenó las calles con el sonido de fuertes disparos y convirtió la ciudad en lo que parecía una zona de guerra, con oficiales SWAT con equipo táctico lleno en el vecindario.

Con información de AP

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG