Enlaces para accesibilidad

Tarjetas de apoyo a desempleados

  • Ted Landphair

Hallmark y su negocio de mensajes sentimentales celebró un siglo de establecido en 2010, cuando fue valorada en $4.000 millones de dólares.

Hallmark y su negocio de mensajes sentimentales celebró un siglo de establecido en 2010, cuando fue valorada en $4.000 millones de dólares.

El mayor fabricante de tarjetas en EE.UU. está ofreciendo una nueva línea de tarjetas para mostrar apoyo con los amigos que han perdido su trabajo.

En estos días, muchos estadounidenses están recibiendo la “papeleta rosada”, como se le conoce a la carta de despido. Pero ahora también pueden recibir tarjetas de amigos y familiares que quieran expresar su apoyo ante la pérdida del empleo.

La economía estadounidense se encuentra muy debilitada. Y el desempleo ronda el 9,1%. Fábricas y empresas están cerrando, trasladando sus operaciones a otros países o disminuyendo la fuerza laboral.

Por la razón que sea, el despido es una noticia que duele, especialmente cuando uno considera cuántas otras personas están también desempleadas y buscando trabajo.

¿Qué significa para una persona estar en esta posición? ¿Cómo podría uno expresar sus condolencias, ánimo y apoyo?

Hallmark, el mayor fabricante de tarjetas del país, tiene la respuesta: una nueva serie de tarjetas que usted puede comprar para enviar a aquellos que han perdido su trabajo. Tarjetas de simpatía, por así decirlo.

Algunas tienen un enfoque divertido. “No piense en el trabajo que perdió. Piénselo como un tiempo entre jefes estúpidos”, dice una de ellas.

Otras son más serias. “Es difícil saber qué decir en un momento delicado como este”, dice la tapa de una ilustración. En el interior aparece este mensaje: “¿Qué tal si yo pago?”, refiriéndose a invitar a su amigo a una comida o bebida.

Hallmark dice que las tarjetas se están vendiendo muy bien.

La dueña de una tienda en Dallas, Texas, le dijo a CBS que “están desapareciendo de su estante”. Alguien más dijo a la cadena de televisión que en estos días de comunicación impersonal, a través de correo electrónico y mensajes de texto, enviar una tarjeta por correo tradicional añade algo de delicadeza y dedicación al detalle.

Sin embargo, las tarjetas han provocado mucha burla entre los comentadores en internet. Son de poco gusto dicen, comparándolas con expresiones de apoyo que se ofrecen personalmente.

Hay también quienes indican que con el ambiente económico en que vivimos, sería mejor sorprender a la persona sin trabajo con los tres dólares que gastaría en la tarjeta de apoyo.

XS
SM
MD
LG