Enlaces para accesibilidad

Sonría: los felices viven más

  • Voz de América - Redacción

Emilie (izquierda), de 96 años, y Otto Kahl, de 97 años, han estado casados por 75 años.

Emilie (izquierda), de 96 años, y Otto Kahl, de 97 años, han estado casados por 75 años.

Un estudio sobre envejecimiento realizado por la Universidad de College en Londres descubrió que quienes están satisfechos con su vida también viven más años.

La gente feliz no solo disfruta más de la vida, sino que también, según sugiere un estudio, tienen más años para hacerlo.

Un estudio de larga duración sobre el envejecimiento en Gran Bretaña pidió a casi 4.000 personas que calificaran cómo se sentían cada día.

“Utilizamos mediciones muy sencillas”, dice Andrew Steptoe de la Universidad de College en Londres.

“De esta forma la medida del 'efecto positivo' era una combinación de qué tan feliz la gente se sentía, qué tanta emoción reflejaban y qué tan satisfechos se sentían. Todos estos fueron calificados en una escala muy simple, de uno a cinco, de 'no en absoluto' a 'extremadamente', indicó Steptoe.

A lo largo de cinco años, los investigadores empezaron a registrar las muertes de los participantes.

“Encontramos que la gente que tiene un efecto positivo más alto, lo que algunos podrían llamar los más felices, reflejaron un riesgo reducido de morir en este periodo de tiempo”, explica el especialista. En porcentajes, tienen un 35% menos probabilidades de morir comparado con quienes son menos felices.

Contrastando estos resultados con estudios previos, en esta investigación se le preguntó a la gente cómo se sentía en ese preciso momento. Anteriormente, la pregunta que se formulaba era: “¿Cómo se sintió la semana pasada?”, pero Steptoe dice que los sicólogos han demostrado que la gente no es muy buena en contestar ese tipo de pregunta.

El investigador explica que “por ejemplo, si su equipo de fútbol favorito perdió el fin de semana, las personas se califican como menos felices durante toda esa semana, incluso cuando no les afectó realmente. Entonces, preguntando a la gente cómo se sienten en el presente, soluciona ese problema”.

Al mismo tiempo, quienes participaron en el estudio y respondieron cómo se sentían, también dieron una prueba de saliva. Los investigadores planean utilizar estas muestras para revisar la presencia de cortisol, conocida como la hormona del estrés y analizar si puede haber una conexión entre el estrés y una larga vida.

XS
SM
MD
LG