Enlaces para accesibilidad

Obama lanzará su campaña de reelección

  • Jim Malone - Washington, DC

Los líderes sindicales aplauden de pie al presidente Barack quien habló el último día de abril en Washington.

Los líderes sindicales aplauden de pie al presidente Barack quien habló el último día de abril en Washington.

Los analistas sostienen que existen pocas dudas que la economía doméstica será el tema determinante en la campaña para noviembre.

El presidente Barack Obama lanza oficialmente su campaña de reelección el sábado 5 de mayo de 2012, con actos en dos estados donde la contienda electoral será muy reñida: Ohio y Virginia.

La elección entre el presidente demócrata, Barack Obama, que aspira a ser reelecto y su casi seguro rival, el probable nominado republicano, el ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, de alguna manera ya está en marcha.

Con poco más de seis meses hasta el Día de las Elecciones, el 6 de noviembre próximo, la estrategia de los republicanos para intentar deponer al presidente Obama de su cargo es clara: asegurarse de que los votantes presten atención a la forma en la que el mandatario ha manejado los temas de la economía.

La mayoría de los rivales de Mitt Romney en las primarias republicanas han abandonado la contienda y el ex gobernador de Massachusetts parece encaminado a asegurar la nominación antes de la convención del partido de oposición que se realizará a fines de agosto en Tampa, Florida. De acuerdo con las estimaciones, Romney podría asegurar la nominación en algún momento en las próximas semanas.

Sin embargo y aún mientras la definición aún no se produce, Romney ya ha colocado toda su atención en el presidente Barack Obama y en su promesa de dar un alivio económico si es electo en noviembre.

“Los soñadores pueden tener sueños un poco más grandes, porque vamos a desempolvar la ayuda que reclaman y vamos a volver a empezar”, promete Romney “y esta vez vamos a hacerlo bien”, asegura.

Los analistas sostienen que existen pocas dudas que la economía doméstica será el tema determinante en la campaña para noviembre. La campaña probablemente servirá también para destacar las diferencias entre ambos candidatos, así como el papel y el tamaño del gobierno nacional.

Romney ha prometido grandes recortes en los gastos del gobierno, mientras que el prosidente Obama ha convocado a continuar usando recursos del gobierno para impulsar la recuperación económica.

“He mantenido la promesa y sigo pensando en ustedes”, dijo el presidente Obama. “Sigo pensando en ustedes y sigo creyendo en ustedes, y si ustedes se suman a mi propuesta, vamos a seguir recordándole al mundo por qué Estados Unidos es la principal nación de la tierra”, afirmó.

Uno de los que está siguiendo con atención el proceso electoral es Ken Duberstein, quien se desempeñara como jefe de gabinete del ex presidente Ronald Reagan en los años ’80.

Duberstein predice que la contienda electoral será muy cerrada y dijo que la definición se generaría a partir de cómo los votantes adopten su decisión entre Obama y Romney.

“Si la elección se convierte en un referendo sobre los primeros tres años y medio de Obama en la presidencia, y si se convierte en un referendo sobre la economía del país, entonces el ex gobernador Romney tendrá buenas chances de ser electo presidente de Estados Unidos”, opina Duberstein.

“En cambio, si la votación es asumida como un referendo sobre el Partido Republicano y el gobernador Romney, en ese caso el presidente Obama tiene una oportunidad decente de ser reelecto”, explica.

Romney deberá unificar al Partido Republicano tras una agria campaña por la nominación, donde quedaron de relieve los persistentes reclamos del ala derechista conservadora del partido.

Pero a la misma vez que debe cortejar a la derecha conservadora, Romney deberá procurar ganar el voto de los moderados que se encuentran en la mitad del espectro político, un grupo de votantes que por lo general juega un papel clave en decidir quien será el próximo residente de la Casa Blanca.

En tal sentido Duberstein reconoce que este será todo un desafío para Romney.

“Creo que el tema fundamental será si el gobernador Romney será capaz de definir como será el Partido Republicano, o si la extrema derecha definirá como será el gobernador Romney. Y ese será el debate fundamental que tendremos que tener hasta el 6 de noviembre”, afirmó.

La mayoría de las encuestas le dan al presidente Obama una ligera ventaja sobre el gobernador Romney hasta el momento. Pero los expertos señalan que la ventaja que tiene el presidente, en particular para un candidato que busca la reelección, no es tan grande y podría esfumarse si los votantes consideran que la economía no avanza al ritmo que esperaban.
XS
SM
MD
LG