Enlaces para accesibilidad

El grave daño del plástico a los océanos

  • Voz de América - Redacción

La contaminación con plástico en los océanos eventualmente entra en la cadena alimenticia.

La contaminación con plástico en los océanos eventualmente entra en la cadena alimenticia.

Si bien algunos piensan que la basura plástica se mantiene en forma sólida, lo cierto es que la realidad es mucho más preocupante.

Unos ocho millones de toneladas de basura plástica se vertieron a los océanos en 2010, según un estudio de la Universidad de Georgia publicado en febrero.

En el océano Pacífico, las corrientes recogen el plástico en una masa de basura enorme que gira lentamente, planteando una grave amenaza ambiental para la vida marina.

El culpable, dicen los investigadores, es el plástico. Viniendo desde prácticamente todas partes - un verdadero río de basura sinuoso avanzando a los océanos del mundo - la basura se concentra en cinco de los giros oceánicos de la Tierra, que son corrientes circulares de origen natural, según el científico marino Dave Karl, de la Universidad de Hawái.

"A medida que se acerca más y más al eje central, las aguas se vuelven más [calmadas]", dijo Karl, que es parte de un equipo de investigadores con sede en Honolulu que siguen la gran masa de basura del Pacífico y su impacto en la vida marina. "Así que tienden a ser trampas flotantes de escombros".

La masa del Pacífico es similar al estado de Texas, pero Karl dijo que lo que se ve desde los barcos o el aire es prácticamente solo océano.

"La impresión que la gente tiene es que esto una masa sólida de plástico", dijo. "Que se podría casi saltar del barco y cruzarlo caminando. Pero no es así en lo absoluto".

El giro rápido del agua reduce gran parte del plástico a un lodo químico, según Allen Clark, del East-West Center de Hawái. En esa forma particular es aún más peligroso para la vida marina, ya que los organismos planctónicos diminutos consumen las partículas.

"[Las partículas] son comidas por cosas como las medusas, que resultan ser uno de los alimentos favoritos de los peces más grandes, y entonces avanza en la cadena alimentaria para el atún y [otras especies]", dijo. "Todo estos materiales, y en particular los agentes carcinógenos, que se descomponen por los animales en (…) los tejidos grasos de los peces".

Y se completa el ciclo, ya que este micro-plástico termina en las playas, en la vida silvestre e incluso en la mesa de la cena.

La basura plástica del océano es prácticamente invisible. Por lo mismo, es difícil de medir.

"Así que cuando estamos hablando de este contemporáneo gran masa plástica del Pacifico, como se le ha llamado, sólo estamos rozando la superficie, literalmente", dijo Karl.

El estudio de la Universidad de Georgia estableció que si las tendencias actuales continúan, se botará 10 veces más plástico a los océanos durante la próxima década.

XS
SM
MD
LG