Enlaces para accesibilidad

Migraciones masivas: el futuro del cambio climático

  • Voz de América - Redacción

Los osos polares se han convertido en la imagen más potente del cambio climático.

Los osos polares se han convertido en la imagen más potente del cambio climático.

Expertos alertan que las autoridades deben concentrarse en analizar un fenómeno que no ha recibido mucha atención debido al calentamiento global, millones de desplazados por el clima.

Activistas medioambientales advierten de la crisis migratoria que se avecina como consecuencia del cambio climático.

Los expertos están instando a los negociadores de un acuerdo sobre el cambio climático que incluyan disposiciones destinadas a evitar la migración masiva al ayudar a las comunidades vulnerables a adaptarse a la nueva realidad climática.

"Los osos polares viven en el hielo marino. Con el calentamiento de la atmósfera de la tierra, su hábitat se está derritiendo. Incapaces de cazar en el mar abierto, los osos polares están muriendo, a veces ahogados en su búsqueda por témpanos de hielo que han desaparecido", dijo el asesor especial del director de Protección Internacional de la agencia de refugiados de la ONU (ACNUR), José Riera.

Riera agregó que el oso polar se ha convertido en la imagen más emblemática del cambio climático.

"Es quizás la imagen más fuerte de los efectos del cambio climático. Pero estamos completamente sorprendidos que el impacto en las personas y la forma en que el impacto ocurrirá muchas veces faltan en las discusiones", dijo.

ACNUR asiste a 46,3 millones de refugiados, apátridas, repatriados y desplazados internos. Muchas de estas personas ya están concentradas en áreas afectadas por el cambio climático.

Riera dijo que la migración y el desplazamiento relacionado al clima planteará enormes desafíos en los próximos años.

A sólo 10 meses que los líderes mundiales firmen un acuerdo sobre el cambio climático en París, Riera dijo que a ACNUR le queda poco tiempo para abordar cuestiones cruciales sobre el advenimiento de millones de migrantes climáticos forzados a huir de sus hogares.

"Esperamos que las partes reconozcan que el cambio climático es realmente un conductor de la movilidad humana y es probable que aumente el desplazamiento de poblaciones, a menos que se tomen medidas concretas", señaló Riera.

"El segundo gran mensaje consiste en alentar a los estados a tomar medidas para prevenir y mitigar el desplazamiento en el contexto del cambio climático, en especial mediante estrategias de adaptación", añadió.

El Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno registra el número de personas desplazadas por desastres naturales.

El director del Centro, Alfredo Zamudio, dijo que las tendencias no son buenas.

"Nuestra evidencia muestra que desde 1970 hasta 2013, el riesgo de ser afectado por el desplazamiento interno se ha duplicado", dijo Zamudio. "En 2013 casi 22 millones de personas fueron desplazadas en al menos 119 países, casi tres veces más personas desplazadas en el mismo periodo por el conflicto y la violencia".

Desde 2008, cuando el centro comenzó a monitorear el desplazamiento, 160 millones de personas han sido desplazadas en 161 países. Los riesgos más altos se encuentran en Asia, donde los países están expuestos regularmente a tifones, inundaciones y terremotos.

Los científicos coinciden en que el riesgo de desplazamiento aumentará en las próximas décadas, ya que los niveles del mar suben y el calentamiento global aumenta la frecuencia e intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos.

Bernd Hemingway, director del Departamento de Gestión de la Migración de la Organización Internacional para las Migraciones, no comparte la opinión de que la migración es necesariamente mala.

Si se gestiona bien, dice que la migración puede ser positiva y puede mantener la esperanza a las poblaciones.

De hecho, establece que la migración es una estrategia de adaptación importante si es compatible con la acción política.

"En los casos de desastres naturales, no hay otra opción que no sea salir del área de peligro para salvar vidas. En los fenómenos graduales, la migración puede ayudar a los individuos y las comunidades a aumentar su resiliencia mediante la diversificación de los medios de vida, garantizando el acceso a los servicios e infraestructuras de salud y saneamiento clave y contribuyendo al desarrollo y la adaptación en los lugares de origen a través de, por ejemplo, las remesas", dijo Hemingway.

Los defensores del ambiente están de acuerdo en que la agenda sobre cambio climático debe dar mayor importancia a la crisis migratoria que se avecina, y que las medidas deben explorar cómo permitir que las personas permanezcan en sus hogares y que no tengan que escapar.

Los expertos establecen que reubicaciones deben ser una medida de último recurso, cuando todas las demás estrategias de adaptación han fracasado.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG