Enlaces para accesibilidad

Obama: ¿Más pena que gloria?


Un artículo publicado en Clarín elogió el discurso de Obama por dejar atrás la tradición y mirar hacia el futuro.

Un artículo publicado en Clarín elogió el discurso de Obama por dejar atrás la tradición y mirar hacia el futuro.

Los chilenos creen que faltaron propuestas concretas; los vecinos regionales dijeron que el acercamiento es positivo pero que también hace falta más.

El paso del presidente Barack Obama por Chile será recordado con más pena que gloria. Su discurso no colmó las expectativas de los chilenos, dijeron analistas y periodistas en medios latinoamericanos este 22 de marzo. ¿Qué faltó? Según los expertos consultados, más promesas concretas.

“La visita de Obama terminó pareciéndose a esas fallidas superproducciones de Hollywood”, publicó en el periódico chileno La Tercera el profesor Patricio Navia, docente en la New York University y la Universidad Diego Portales.

“(…) Pese a una impresionante puesta en escena, al inmenso despliegue técnico, a los portentosos preparativos y al destacado elenco, liderado por un actor popular con un desempeño previo histórico, simplemente no cautivan al público”, agregó Navia.

La socióloga Lucía Dammert, en tanto, dijo en un artículo en La Tercera que “las expectativas eran muy altas” y que quizá algunos pecaron de ingenuos al esperar novedades concretas.

Pero reconoció el esfuerzo de Obama de aterrizar en la región pese a las turbulencias internas en Estados Unidos, la inestabilidad en Libia y el problema nuclear en Japón, motivos que “podrían haber sido motivo de cancelación de un viaje relevante pero no clave en la agenda norteamericana”.

Lo que dijeron los vecinos

Las opiniones de los periodistas, analistas y líderes de la región sobre el discurso de Barack Obama en Chile son diversas, pero la mayoría coincidió en que faltaron propuestas concretas pese a que algunos saludaron la iniciativa del mandatario de reforzar las relaciones con América Latina.

El vicecanciller de Ecuador, Kintto Lucas, dijo que no es casualidad que Obama busque acercarse ahora que Estados Unidos está emprendiendo acciones en Libia que varias naciones sudamericanas cuestionan.

No obstante, aseguró que “siempre es beneficioso que Estados Unidos trate de mejorar la relación con América Latina”.

“Bush se alejó totalmente, y se acercó militarmente en el Plan Colombia. Obama tiene un rostro distinto y una formación distinta, esperábamos un acercamiento mucho más cordial y hasta fraternal con América Latina”, dijo. “No se ha dado totalmente, pero tal vez estas visitas sirven para que exista un cambio”, dijo.

El ex líder cubano Fidel Castro, por su parte, dijo que Obama no tiene nada que ofrecer a las naciones de la región y al hemisferio. Ante la próxima escala que realizará Barack Obama en El Salvador, Castro le deseó buen viaje y poco más de sensatez, pues "deberá inventar bastante, porque en esa hermana nación centroamericana, las armas y los entrenadores que recibió de los gobiernos de su país, derramaron mucha sangre”.

Pero no todos los vecinos de la región fueron tan críticos. De hecho, en un artículo publicado en Clarín elogió el discurso de Obama por dejar atrás la tradición y mirar hacia el futuro.

“El discurso de Obama en Chile indica una nueva política de Washington hacia las diversas realidades, crecientemente divergentes, de América Latina. Piensa que la región es una oportunidad, como lo son China e India”, dijo Jorge Castro en Clarín.

“Advierte que sus debilidades institucionales y su profunda desigualdad social no constituyen un obstáculo que impida su conversión en el tercer gran espacio del mundo emergente”, agregó en su análisis.

“Para Barack Obama, los países de América Latina que crecen sobre la base de su propio esfuerzo y capacidad son ante todo una oportunidad. Y el interés y la voluntad norteamericana –una misma cosa– presumen que una oportunidad es lo que no debe nunca perderse”, concluyó.

XS
SM
MD
LG