Enlaces para accesibilidad

La Casa Blanca: Divulgación de impuestos de Trump es ilegal

  • Voz de América - Redacción

A la izquierda, la presentadora de televisión, Rachel Maddow, quien divulgó la declaración de impuestos del presidente Donald Trump de 2005.

La Casa Blanca confirmó en un comunicado que el presidente Donald Trump tuvo ingresos por más de $150 millones de dólares en 2005, por los que pagó $38 millones de dólares en impuestos a la renta, pero criticó un reporte de televisión revelando esa declaración de impuestos y lo calificó de acto ilegal.

Las páginas de la declaración de impuestos de Trump muestran que el entonces magnate de bienes raíces también reportó pérdidas por negocios de $103 millones de dólares ese año, si bien los documentos no ofrecen detalles.

Los formatos revelan que Trump pagó una tasa impositiva efectiva de 24,5%, una cifra muy superior al casi 10% que el contribuyente estadounidense promedio desembolsa anualmente, pero inferior al 27,4% que promedian los tributarios que ganan un millón de dólares al año, según datos de la Comisión Conjunta de Asuntos Tributarios del Congreso.

El comunicado del martes fue emitido antes de que la cadena MSNBC-TV reportara la declaración que había obtenido. La anfitriona de la red, Rachel Maddow, reveló lo que dijo eran dos páginas de formularios de impuestos de Trump correspondientes a 2005, conseguidos por medio de David Cay Johnston, un columnista y analista fiscal ganador del premio Pulitzer.

Johnston dijo a Maddow que encontró las dos páginas en su buzón sin haberlas solicitado y que no sabía quién los enviaba ni por qué.

Maddow dijo que envió copias de los formularios a la Casa Blanca para obtener comentarios, pero en lugar de hacerlos, la administración emitió una declaración pública antes de que el programa saliera al aire la noche del martes.

En su declaración preventiva, la Casa Blanca dijo: “Hay que estar desesperado por los ‘ratings’ para estar dispuesto a violar la ley y crear una historia basada en dos páginas de declaraciones de impuestos de hace más de una década".

El comunicado agregó: "Antes de ser elegido presidente, el Sr. Trump fue uno de los empresarios más exitosos del mundo, es totalmente ilegal robar y publicar declaraciones de impuestos.Los medios deshonestos pueden seguir haciendo esta parte de su agenda, el presidente se centrará en la suya".

Trump ha insistido durante mucho tiempo en que el público estadounidense no está interesado en sus declaraciones, y ha dicho que poco se puede deducir de ellas. Pero las declaraciones completas de Trump podrían ofrecer detalles clave sobre cosas como sus donaciones caritativas, cuánto fueron sus ganancias cada año y cuáles fueron las fuentes de sus ganancias.

El tema fiscal fue una importante línea de ataque de su rival de campaña, Hillary Clinton, quien sugirió que Trump tenía algo que ocultar.

Aunque Trump repetidamente dijo que no podía publicar sus declaraciones de impuestos actuales porque estaba bajo auditoría del Servicio de Rentas Internas —afirmación que el IRS dijo ser incorrecta— el tema provocó la imaginación pública hace meses.

Desde que Trump asumió el poder la Casa Blanca el 20 de enero, más de 1 millón de estadounidenses han firmado una petición electrónica exigiendo que el presidente divulgue sus documentos fiscales.

La Casa Blanca no ha dicho si el presidente planea divulgar cualquiera de sus declaraciones de impuestos anuales mientras está en el cargo.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG