Enlaces para accesibilidad

Clinton: "Trump está denigrando nuestra democracia"

  • Voz de América - Redacción

“Esto es horrible”, contestó Clinton. “Está denigrando a nuestra democracia”.

El tercer y último debate presidencial ha sido el más sustantivo de todos por la variedad de temas que se tocaron, pero quizá la frase más importante y la más lapidaria fue la relacionada con la elección misma.

A menos de tres semanas para la elección presidencial, Donald Trump dejó la profunda duda sobre si aceptará el resultado: “Se lo diré a su tiempo” fue la respuesta al moderador Chris Wallace que le cuestionó sus declaraciones de que la elección está amañada.

“Lo que veo es tan malo”, explicó Trump, culpando a los medios de “envenenar la mente de la gente” y de permitir, en primer lugar, que Hillary Clinton sea candidata.

“Ella es culpable de un crimen muy serio, no se le debería permitir que corra [para presidente]”, apuntó Trump.

“Esto es horrible”, contestó Clinton. "No es así como funciona nuestra democracia", agregó la ex secretaria de Estado. "Hemos estado dando vueltas por 240 años. Hemos tenido elecciones libres y justas. Hemos aceptado los resultados aun cuando no nos hayan gustado. Y eso es lo que se espera de cualquiera que se pare en el escenario de un debate durante una elección general".

"Está denigrando —esta menospreciando—nuestra democracia", continuó Clinton. "Y yo soy una, que me siento ofendida que alguien que es el nominado de uno de nuestros dos más grandes partidos tome esa clase de posición”.

Pero Trump volvió a plantear la duda sobre si aceptará los resultados en caso de que pierda: “Lo voy a decir en su momento, cuando lo vea… Mantendré el suspenso”.

Por fin la inmigración

El debate en la Universidad de Nevada en Las Vegas comenzó sin saludos entre los candidatos, pero de manera tranquila y controlada, con discusiones bastante serias sobre los jueces que podrían elegir para la Corte Suprema, lo que piensan sobre el control de armas y el derecho a portarlas, y la ley Roe vs Wade, sobre el aborto.

Las diferencias surgieron más claramente al tratar el tema de la inmigración.

"Ella quiere dar amnistía, pero necesitamos fronteras fuertes", argumentó Trump. "Necesitamos el muro".

Clinton en cambio prometió promover una reforma migratoria integral en los primeros 100 días de gobierno y "sacar a los inmigrantes indocumentados de las sombras".

El escándalo de la cinta

No fue sino hasta que el moderador planteó el tema del escándalo de la cinta de Trump sobre manoseos y besos forzados y la aparición de las mujeres que han dicho que no solo fueron palabras, cuando el debate comenzó a calentar.

“Esas historias son ficción”, dijo Trump. “Yo no conozco a esas mujeres. Ni siquiera me he disculpado con mi esposa, que está aquí, porque yo no hice nada malo”, agregó.

Clinton dijo que la forma en que trata Trump a las mujeres refleja lo que es realmente.

“Donald piensa que menospreciar a las mujeres lo hace a él más grande. Va tras su dignidad, su autoestima. Y yo no creo que haya una mujer que no sepa cómo se siente eso”.

"Empresa criminal"

Los candidatos también se criticaron mutuamente por sus respectivas organizaciones caritativas —la Fundación Clinton y la Fundación Trump.

“Es una empresa criminal”, dijo Trump de la Fundación Clinton, que ha sido criticada por supuestos conflictos de interés.

“Me va a encantar comparar lo que hacemos con lo que hace la Fundación Trump, que toma dinero de otra gente y compra un retrato de Trump de [1.8 metros]. ¿Quién hace eso?”, se preguntó Clinton.

Pero Trump continuó atacando y asegurando que la Fundación Clinton no ha hecho nada en Haití ni en otros países. “Quiero preguntarle ahora mismo porque no regresa el dinero que ha recibido".

Clinton devolvió los ataques cuando el magnate republicano aseguró que la Fundación Trump da a la caridad todo lo que recibe.

“No hay manera que sepamos si es verdad lo que dice porque no ha divulgado sus declaraciones de impuestos", le respondió Clinton, retomando el tema sobre cómo Trump no pagó impuestos de la renta durante 18 años.

"La mitad de los inmigrantes indocumentados pagan más impuestos que un multimillonario”, le espetó Clinton.

El factor Putin

Otro de los intercambios interesantes ocurrieron cuando Cinton acusó a Trump de ser “un títere” del presidente ruso, Vladimir Putin.

“Está muy claro que a [Putin] le encantaría tener a un títere como presidente de Estados Unidos”, dijo Clinton, haciendo ver que Putin prefiere a Trump y que por eso le ha ayudado hackeando las cuentas de correo del Partido Demócrata.

“Yo no conozco a Putin, pero si nos llevamos bien, eso será bueno… Si no lo quieren es porque les ha salido adelante a Obama y a ella en cada paso”, respondió Trump.

A preguntas de Wallace, Trump terminó aceptado que “los rusos u otros” pueden haber hackeado las cuentas demócratas y de otras instituciones.

El debate terminó con invitaciones a los votantes para que los apoyen y aunque cada quien por separado saludó y agradeció al moderador, ni Clinton ni Trump se saludaron entre ellos.

XS
SM
MD
LG