Enlaces para accesibilidad

Frío mortal en este de Europa

  • Voz de América - Redacción

En Sofía, capital de Bulgaria, la temperatura ha bajado a mínimos récord.

En Sofía, capital de Bulgaria, la temperatura ha bajado a mínimos récord.

Ya se reportan casi un centenar de muertos a causa de la helada más severa que sufren los europeos en los últimos años.

Una severa ola de frío que afecta el este de Europa ha hecho descender las temperaturas a niveles inferiores a los 20 grados bajo cero en varios países con un trágico saldo hasta este miércoles de al menos 95 muertos.

Sólo en Ucrania, la helada provocó en los últimos días la muerte de 43 personas, la mayoría de ellas indigentes sin hogar que fueron encontrados sin vidas en las calles, en tanto que más de 700 personas fueron hospitalizadas con síntomas de hipotermia o lesiones por congelamiento.

En algunas regiones los termómetros han bajado hasta 30 grados centígrados bajo cero (menos 22 grados Fahrenheit), y existe el temor de que haya interrupciones en los suministros de gas ruso, con los que se calientan una buena parte de los países europeos.

Debido a las extremas temperaturas, la red de alertas meteorológicas del continente advirtió de condiciones extremadamente peligrosas en varias partes de Europa.

En Polonia, se reportaron cinco muertos a causa de hipotermia en las últimas 24 horas, y ya son 15 los fallecidos en sólo cuatro días, después de que los termómetros bajaron de noche hasta los 29 centígrados bajo cero. En el noroeste de Turquía, los meteorólogos dijeron que se trata del frío más severo vivido en la zona en los últimos 33 años.

Bulgaria, otro de los países afectados por la ola polar, vio descender los termómetros a mínimos récord de 30 grados bajo cero. También ha habido víctimas fatales por la helada en Hungría, Macedonia y la República Checa, mientras que en Eslovenia las nevadas han estado acompañadas además de intensos vientos.

En la capital rumana, Bucarest, las víctimas mortales ya suman ocho, mientras que en Moscú, donde a pesar de que los rusos están acostumbrados a los inviernos crudos, las autoridades reportaron una persona muerta tras el descenso de la temperatura a 22 grados por debajo del punto de congelación.

Fuerzas de seguridad tuvieron que recurrir en Serbia y en Bosnia a helicópteros para evacuar a ancianos y transportar suministros de emergencia a zonas aisladas por las intensas nevadas, y los partes del tiempo anticipan que las condiciones climáticas en los Balcanes empeorarán durante el resto de la semana.

Mientras tanto, al otro lado de Europa, en el extremo occidental, se informó que la ola de frío siberiana de origen continental, la más intensa en los últimos siete años, hará tiritar a partir de este jueves 2 de febrero a los españoles con temperaturas de alrededor de nueve grados bajo cero, y rachas de viento que elevarán la sensación térmica.

XS
SM
MD
LG