Enlaces para accesibilidad

Casa Blanca reafirma respaldo a vicepresidente

  • Voz de América - Redacción

El vicepresidente Joe Biden habla durante una parada en la escuela primaria Spiller, en Wytheville, Virginia, el 14 de agosto de 2012.

El vicepresidente Joe Biden habla durante una parada en la escuela primaria Spiller, en Wytheville, Virginia, el 14 de agosto de 2012.

Pese a los llamados de líderes conservadores a que se le sustituya en la fórmula demócrata, Joe Biden sigue como número dos de Obama.

La Casa Blanca reiteró que el vicepresidente Joe Biden continuará como número dos en la fórmula del partido demócrata pese a los llamados de líderes conservadores para sustituirle luego de sus comentarios contra Mitt Romney que fueron interpretados como racistas.

"Sí, eso ya fue establecido hace mucho tiempo", indicó el portavoz presidencial, Jay Carney, en su rueda de prensa diaria ante las preguntas de los periodistas sobre si Biden se mantiene como "número dos" de Obama.

El vicepresidente Biden aseguró en un mitín en Virginia, donde la mitad de la audiencia era afroestadounidense, que el candidato republicano permitiría en los primeros 100 días de gobierno que los bancos pusieran sus propias reglas y que desencadenaría a Wall Street. “Les van a poner cadenas en los pies a todos ustedes", les dijo, en referencia a la antigua práctica contra los esclavos negros.

McCain dijo que sería "inteligente" por parte del presidente Barack Obama reemplazar a Biden con la jefa de la diplomacia estadounidense Hillary Clinton, una propuesta a la que se sumó la ex gobernadora de Alaska Sarah Palin.

Entre los más agresivos estuvo el del exalcalde de Nueva York Rudolph Giulani, quien señaló a Biden de "no ser muy brillante" y puso en duda su "capacidad mental" para dirigir el país.

El propio Obama salió en defensa de Biden al señalar que la frase no tenía otra connotación que defender la reforma de Wall Street, que ha puesto en marcha su Administración para evitar los "abusos y excesos" que provocaron la crisis financiera de 2009 y reiteró su confianza en Biden.

Por su parte, el foco de la controversia, el propio Biden, no ha mostrado síntomas de arrepentimiento.

"Sé que a veces soy criticado por decir exactamente lo que quiero decir. Eso no va a cambiar", afirmó Biden en un acto electoral en Virginia, el jueves.

Asimismo, replicó a las críticas al asegurar que "si quieren saber lo que es indignante, son las políticas (republicanas) y los efectos de sus políticas en la clase media de EE.UU".

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG