Enlaces para accesibilidad

Besos que venden e impactan

  • Voz de América - Redacción

La nueva campaña publicitaria de Benetton recibió condenas de la Casa Blanca y el Vaticano.

La nueva campaña publicitaria de Benetton recibió condenas de la Casa Blanca y el Vaticano.

En la nueva campaña de Benetton, fotomontajes muestran besos entre el presidente Obama, con los presidentes de China y Venezuela.

¿Cuáles son los mejores métodos para dar a conocer un producto?

Existen varias fórmulas de marketing, unas más modernas que otras, pero un fotomontaje del Papa Benedicto XVI besando al imán egipcio Ahmed el Tayyeb, sin duda, gana notoriedad mundial instantánea.

Las imágenes han dado la vuelta al mundo y forman parte de la última campaña publicitaria de la marca de ropa italiana Benetton.

Según la empresa, conocida por sus atrevidas formas de publicitarse, la campaña “UNHATE” – Sin Odio – tiene el objetivo de “promocionar el acercamiento entre pueblos, religiones y culturas”.

El beso apasionado entre los dos líderes religiosos ha aparecido en miles de periódicos, páginas de internet y redes sociales, causando críticas en unos o elogios en otros.

La Iglesia Católica condenó “la falta de respeto hacia el Papa” e indicó que demandará a la empresa de modas.

“Es un uso totalmente inaceptable de la imagen del Santo Padre, manipulada y explotada como parte de una campaña publicitaria. Es un insulto a los sentimientos de los fieles y una clara muestra de cómo la publicidad puede violar las leyes básicas de respeto para llamar la atención por medio de la provocación”, afirmó el vocero del Vaticano, Federico Lombardi.

Benetton también ha utilizado a otros líderes mundiales para expandir el lema de su campaña publicitaria en donde se besan los presidentes de Estados Unidos y Venezuela, Barack Obama y Hugo Chávez, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu con el líder palestino, Mahmud Abbas, entre otros.

Washington criticó este jueves 17 de noviembre el uso de la imagen del mandatario estadounidense al decir que “la Casa Blanca tiene una política de desaprobar la utilización del nombre del presidente y su imagen con fines comerciales", afirmó el vocero Eric Schultz.

A su vez, Benetton retiró el aviso inmediatamente después de su debut el miércoles 16 de noviembre de 2011, después de que el Vaticano lo denunció como una provocación inaceptable.

"Lamentamos que el uso de una imagen del pontífice y el imán ofendieron la sensibilidad de los fieles de esta manera", dijo Benetton en un comunicado. El propósito de la campaña, según la compañía, "era luchar contra la cultura del odio en todas sus formas".

La marca de moda italiana no es ajena a las campañas publicitarias de impacto. En avisos anteriores, la empresa ha utilizado presos condenados a muerte, una monja besando a un sacerdote y un hombre muriendo de sida.

XS
SM
MD
LG