Enlaces para accesibilidad

Protesta y anuncio de Súpercompañía destacan realidad agrícola mundial

  • Voz de América - Redacción

Cientos de personas acudieron al llamado de los agricultores argentinos que distribuyeron cajas de lechuga, espinaca y otras verduras.

Cientos de personas acudieron al llamado de los agricultores argentinos que distribuyeron cajas de lechuga, espinaca y otras verduras.

Agricultores argentinos regalaron 20 toneladas de verduras para protestar por sus dificultades económicas, al tiempo que Bayer y Monsanto acuerdan fusionarse.

En una irónica coincidencia, en el mismo día en que dos gigantes de la industria química del mundo anuncian la creación de la mayor compañía agrícola del mundo, en Argentina pequeños agricultores protestan la falta de tierras y rentabilidad en una singular protesta que llamaron el #Verdurazo.

Los agricultores de zonas rurales del país, reunidos en la Unión de Trabajadores de la Tierra regalaron 20 toneladas de verduras en la icónica Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, en Buenos Aires.

Cientos de personas acudieron al llamado de los agricultores que distribuyeron cajas de lechuga, espinaca y otras verduras, mientras protestaban sus bajas ganancias en comparación con los altos costos de esos productos en los comercios de la capital argentina.

Los agricultores pidieron al gobierno argentino implementar una política de préstamos de bajo interés que les permita comprar las tierras que actualmente rentan, por las que pagan precios por encima del mercado.

La decisión del gobierno del presidente Mauricio Macri, de abrir el mercado de su país a las importaciones extranjeras, también ha afectado al sector agrícola, dicen los manifestantes.

Los ciudadanos que acudieron a recibir los vegetales dicen que sus ingresos no les alcanzan para cubrir el alto precio de los productos.

Antes de llegar a la Plaza de Mayo, los productores acudieron al Congreso donde entregaron un proyecto de ley que crearía un fondo fiduciario para el otorgamiento de créditos que posibilite la compra de tierra a pequeños productores.

El ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile, criticó la protesta diciendo que “nunca recibió” un pedido de los productores, y sugirió que éstos en lugar de estar regalando las verduras en la Plaza de Mayo lo hicieron en “la feria” (mercado), para que la gente no tuviera que desplazarse al centro de la ciudad.

Buryaile rechazó las críticas a la importación extranjera apuntando que el país exporta 30.000 millones de dólares en alimentos y este año se van a importar 1000 millones, como “históricamente” se ha hecho.

En las redes sociales, muchos criticaron la protesta afirmando que había sido manipulada por el opositor partido Peronista.

Este mismo miércoles, la noticia de que la productora de semillas y matamalezas Monsanto y la alemana Bayer, productora de medicinas y químicos para la agricultura se unirán para crear la mayor empresa agroquímica del mundo generó expresiones de preocupación de parte del público, consumidores y ambientalistas.

Las dos empresas dicen que su trato ayudará a enfrentar los retos generados por problemas que van desde el calentamiento global a la creciente falta de alimentos causada por el rápido crecimiento de la población global.

La noticia se conoce en medio de cosechas récord que han forzado a una caída de los precios que afecta a muchos agricultores.

Una vez aprobada la venta de Monsanto a Bayer, la nueva compañía dominará ¼ del mercado global agrícola, el 29% del mercado global de semillas y el 24% del mercado de agrotóxicos.

XS
SM
MD
LG