Black Friday venezolano
Personas hacen fila para entrar a tiendas de ropa con ofertas de Black Friday en un centro comercial en el este de Caracas, el 20 de noviembre de 2020.

CARACAS - Entre mascarillas, gel desinfectante y colas, Venezuela vivió su particular Black Friday, o viernes negro, antes de tiempo. Los comerciantes decidieron adelantar la fecha, que tradicionalmente marca el inicio de la temporada navideña, para aprovechar la semana de flexibilización del esquema implementado en el país para evitar la propagación de la COVID-19.

“Vengo por la falda negra”, asegura una clienta a uno de los vendedores de una popular tienda de ropa y accesorios dentro del centro comercial El Recreo, en el centro de Caracas. Esta tienda en particular tenía piezas al 50% de descuento.

Antes de que abriera, tenía una cola de unas pocas decenas de personas. Una de las primeras era Gabriela, quien le comentó a la Voz de América que estaba esperando desde aproximadamente las 7:30 a.m.

Indicó que solo quería comprar una chaqueta que daría de regalo. Sobre la iniciativa aseguró: “Debido a la inflación, por supuesto, hay veces que es difícil adquirir alguna pieza, sea de vestir o calzado. Y ya con este Black Friday, no es malo aprovechar esta oportunidad”.

Black Friday venezolano
EN FOTOS: Así se vivió este Black Friday venezolano
En Caracas, Venezuela, se celebró el Black Friday (viernes negro), una fecha en donde los comercios buscan atraer consumidores con precios muy bajos. Según las más recientes cifras oficiales, el salario promedio en Venezuela equivale a $1 dolar estadounidense.

Más allá de la pandemia, la nación suramericana vive una profunda crisis económica. Este noviembre cumplió 3 años en hiperinflación y, según datos de la opositora Asamblea Nacional, la inflación acumulada hasta octubre fue del 1.798%.

De último, en la misma fila en que se encontraba Gabriela, estaba José Enrique Bonalde, quien aseguró a la VOA que era la primera vez que visitaba una tienda durante un viernes negro.

A pesar de sentir algo de escepticismo, escuchó la promoción en un programa de radio, revisó antes los precios por internet y decidió ir a la tienda para comprarle un regalo de cumpleaños a su hija. “La iniciativa es buena, como está la situación tan difícil (…), entonces lo poquito que uno tiene, uno lo invierte en esto. Si tú no compras ahorita, tú no sabes cómo estará mañana”, afirmó.

Aprovechando la ocasión, los centros comerciales anunciaron horarios extendidos. En algunos casos, las ofertas y promociones de sus tiendas durarán todo el fin de semana.

De los seis centros comerciales visitados por VOA Noticias, el centro comercial Sambil, con unas 530 tiendas y con presencia en otros estados del país, era el más concurrido. 

A eso de las 8:00 a.m. ya las personas se encontraban en las afueras del centro comercial más grande de Caracas, pero no fue sino hasta las 9:00 a.m. que abrieron las tiendas para dar paso a quienes estaban esperando.

Pocas eran las tiendas que contaban con grandes descuentos, pero las que sí decidieron hacer grandes ofertas tenían como unas 50 personas que hacían cola para entrar.

Maria Linares explicó a la VOA que quiso ir para aprovechar las ofertas que había en calzado para su hija. “Llegué muy temprano, pensé que conseguiría más gente, pero yo vine a algo específico por solo 10 dólares. Así que no voy a recorrer todo el centro comercial”, aseguró. 

Así mismo, Audi Lozada, quien trabaja cerca del centro comercial, comentó que solo se acercó a ver los descuentos de las tiendas de juguetes y se sorprendió al ver que el mayor descuento en estos comercios era del 20%. 

El acceso a las tiendas era limitado y solo estaba permitido un máximo de diez personas por tienda. Para esto estaban encargados, unas 30 personas que recorrían los establecimientos para asegurarse de que se cumplieran con los protocolos de bioseguridad.

El pago predominante en las tiendas era el dólar en efectivo, también se permitían pagos en bolívares y a través de plataformas de transferencias entre banco, como Zelle.

Alejandra Medina, dueña de una de las tiendas donde se veía más gente durante este viernes, expuso que sus descuentos estaban por encima de todos ya que calzado que es generalmente vendido a 50 dólares, los clientes podían ahora conseguirlo por 20 dólares o, incluso, en algunos casos por 10 dólares.

El actual billete de mayor nominación, de 50.000 bolívares, equivale a poco más de un dólar, al cambio oficial. Foto: Carolina Alcalde - VOA.
“Es irrecuperable”: economistas prevén destrucción del bolívar venezolano
Expertos comentan que Venezuela atraviesa un proceso de “destrucción” de su signo monetario, que se depreció en 27 por ciento en solo cinco días. El madurismo insiste en defender su vigencia como moneda nacional.

Parte de los centros comerciales visitados no contaban con ofertas de Black Friday, o había muy pocas tiendas que se sumaron a la iniciativa. Sin embargo, algunos comercios igual tenían otras promociones de temporada.

A pesar de que fue la Cámara Venezolana de Centros Comerciales, Comerciantes y afines (Cavececo) quien promovió la iniciativa, tiendas independientes también se unieron.

“Si yo me pongo a ver otras cosas, me vuelvo loco”, comentó a la VOA Manuel Herrera, quien fue hasta una tienda de electrodomésticos en un concurrida avenida del este de Caracas en busca de una batidora de 40 dólares.

Ya había revisado los precios online y en tiendas locales, pero el no tener que pagar el envío y obtener la garantía lograron convencerlo. 

A pesar de que no sabía que la tienda celebraba este viernes el Black Friday, apuntó que la iniciativa era buena. "Lo único malo es que acuérdate que nosotros no ganamos en dólares, ganamos en bolívares. Entonces una cosa no compensa a la otra. Es difícil reunir la plata para comprar algo”.