People wait outside their vehicles in an attempt to refuel at a gas station of the state oil company PDVSA in San Cristobal,…
ARCHIVO - Personas esperan llenar de combustible sus vehículos en las afueras de una estación de gasolina de la compañía PDVSA en San Cristobal, Venezuela.

WASHINGTON D.C. - Venezuela se encuentra divido políticamente por dos gobiernos, uno en disputa, liderado por Nicolás Maduro, y otro, en el que el líder opositor Juan Guaidó, es respaldado por más de 50 países en el mundo pero que internamente, no ha logrado establecerse con la fuerza suficiente como para sacar a Maduro del palacio de Miraflores.

Esta situación, según el asesor jurídico del Departamento de Estado de EE.UU., Joshua Simmons, es una de las razones principales por las que resolver disputas, demandas o litigaciones interpuestas en tribunales internacionales es difícil, en estos momentos.

“Es una situación realmente complicada porque hay dos gobiernos que presentan puntos de vista en los tribunales de EE.UU. y hay un solo país, el real, así que creo que uno de los desafíos para Venezuela es llegar a un acuerdo”, dijo Simmons en una conferencia organizada por la Asociación Federalista de Estudios de Derechos y Políticas Públicas, un centro de estudios de política con sede en Washington D.C.

El experto habló sobre cómo el Derecho Internacional se está aplicando en casos de denuncias interpuestas por compañías o individuos contra los gobiernos, específicamente contra Venezuela y Rusia, muchas de las cuales se están o se han llevado a cabo en tribunales de Estados Unidos.

Según Simmons, la crisis política interna, y los conflictos del estado contra compañías internacionales, especialmente las petroleras, son las que mantienen a la población en una profunda situación de pobreza.

“El país está en una crisis económica y financiera tan complicada que estas demandas en su contra son abrumadoras y están luchando por alimentar a su gente”, dijo el abogado. Y sugirió que, cada una de las partes debe asumir sus responsabilidades para poder superar los retos de forma negociada.

“Creo que, en última instancia, es posible que tenga que haber algún tipo de negociación para resolver estas importantes reclamaciones pendientes en Venezuela”, agregó.

Simmons realizó un análisis sobre los sucesos que han llevado a Venezuela a la situación en que se encuentra actualmente, y de cómo, el derecho internacional está jugando un papel importante en estas demandas interpuestas, principalmente en asuntos relacionados a la expropiación de empresas petroleras por parte del estado.

Actualmente, Estados Unidos mantiene una fuerte presión sobre el gobierno en disputa de Nicolás Maduro, quien controla a la compañía estatal PDVSA pero que busca hacerse del control total de la refinería CITGO, que es el centro de varias demandas en tribunales estadounidenses.

A worker pumps gas into a vehicle at a state oil company PDVSA gas station in Caracas, Venezuela, Friday, Jan. 3, 2020. Oil…
EE.UU. extiende por tres meses la protección sobre CITGO
La mitad de los activos de CITGO (50.1%), la filial de PDVSA en EE.UU, estaban comprometidos como garantía de esta deuda. El gobierno en disputa ha acusado al presidente interino Juan Guaidó de apoderase de los activos del país.