Desde hace varios meses, Estados Unidos no ha dudado en catalogar de “régimen dictatorial” el gobierno en disputa de Venezuela, encabezado por Nicolás Maduro. Tras el reconocimiento de Juan Guaidó como el presidente interino de ese país, la administración Trump ha establecido una serie de sanciones que van desde considerar “inelegibles” de entrar al territorio de Estados Unidos a representantes del gobierno de Venezuela, hasta ofrecer una recompensa de hasta 15 millones de dólares por información que lleve a la captura de Nicolás Maduro.

Ahora, podría venir un paso más…

En entrevista con Venezuela 360, el representante por el estado de Florida Mario Díaz-Balart indicó que estaría de acuerdo con la inclusión de Venezuela en la lista de países que patrocinan el terrorismo. “Los pasos que está tomando la administración del presidente Donald Trump es mostrar los hechos. Los hechos son que el régimen de Venezuela es un Estado terrorista que ayuda a los terroristas. Eso ya lo ha dicho la administración y ha puesto los hechos de que no están ayudando a combatir el terrorismo internacional. Yo creo que el próximo paso debe, y puede ser, y parece que están hacia ese camino, es ponerla oficialmente en la lista de Estados terroristas”, indicó el congresista.

Vea la entrevista completa

La lista a la que se refiere, no es más que un registro establecido por la Oficina de combate al terrorismo del Departamento de Estado de EE.UU. en diciembre de 1979 y en la que incluye a aquellos países que, de acuerdo a variables establecidas, podrían estar colaborando con el terrorismo en el mundo. Actualmente, esta lista incluye sólo cuatro países: Siria, Sudán, Irán y Corea del Norte. Pero la inclusión en este listado va más allá de una mera designación. Según el portal web del Departamento de Estado, también implica otras sanciones que penalizan a personas y países, que participen en intercambios comerciales con estados patrocinadores.

Cuba y Venezuela con un mismo destino

El congresista Díaz-Balart es de la opinión que los mandatarios de los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua pertenecen a un mismo pensamiento político. En el caso de Cuba, entró en esta lista en 1982 pues Washington argumentaba que la isla había servido de refugio a miembros de ETA y de las FARC. Luego, en 2015, fue retirada de la misma.

“Es interesante… Biden y Obama quitaron al régimen de Castro, de Cuba que estaba en la lista de Estados terroristas, lo quitaron para ayudarlo, para darles legitimidad, a pesar de que no han cambiado lo que estaban haciendo – señala el congresista Díaz Balart – Yo creo que lo que vamos a ver es que no sólo Venezuela, pero también Cuba, que obviamente es el mismo régimen, el mismo cáncer, ambos deben estar en esa lista de Estados terroristas”. El legislador acotó que si bien “esto son pasos que vienen” también se avecinan más sanciones y más presión, “siempre y cuando no haya un cambio de liderazgo en la Casa Blanca de Estados Unidos”.

Actualemente, y desde mayo de este año, Cuba ingresó a la lista de países que no colaboran plenamente en la lucha antiterrorista, por lo que se prohíbe vender armas a la isla.

Con respecto a Venezuela, si bien no hay una fecha estimada para que esto ocurra, el representante Mario Díaz- Balart advierte que vendrá más presión “contra el régimen de Maduro” y que la administración Trump continuará revisando los hechos para tomar una decisión.