People wearing protective face masks as a measure to help curb the spread of the new coronavirus, walk near a bus stop in…
El presidente en disputa, Nicolás Maduro, y la oposición de Venezuela, liderada por Juan Guaidó, han acordado las medidas para luchar contra el nuevo coronavirus serán supervisadas por los trabajadores de salud internacionales.

El gobierno de España transfirió a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) recursos de Venezuela que se encontraban represados por la nación europea, con el objetivo de que sean utilizados para la atención de los venezolanos durante la pandemia de la COVID-19 que azota al mundo.

"El Gobierno de España transfirió a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) recursos de la República Bolivariana de Venezuela que tenía represados y que serán destinados para la atención del pueblo venezolano en el marco de la pandemia de COVID-19", detalló el canciller del gobierno en disputa de Nicolás Maduro, Jorge Arreza, en un comunicado divulgado esta semana.

La transacción, cuya cuantía no ha sido divulgada, se logró gracias a la coordinación de ambas cancillerías y a través de un "mecanismo efectivo entre el Banco Central de Venezuela, el Banco de España y la buena disposición de la OPS", según señaló el funcionario el viernes en un mensaje de Twitter.

El jueves, la Ministra de Relaciones Exteriores de España, Arancha González, ya había anunciado la decisión: “España ha transferido a la OPS recursos venezolanos congelados en nuestro país para ayudar a paliar los efectos de la pandemia en Venezuela”.

González, además, aplaudió “el acuerdo para la gestión de la ayuda humanitaria para luchar contra el COVID-19”, al referirse al documento suscrito el martes por el sector del oficialismo y la oposición, en Venezuela, y la OPS con el objetivo de unificar esfuerzos que permitan dar respuesta ante el nuevo coronavirus.

Se da la circunstancia de que a mediados del mes pasado el gobierno en disputa acudió a los tribunales británicos para recuperar unos 930 millones de euros en lingotes de oro que Venezuela tiene depositados en el Banco de Inglaterra.

Ahora, la Justicia británica deberá dirimir en quién recae la potestad para recuperar esos fondos: en el gobierno de Maduro o en la administración del presidente interino Juan Guaidó, reconocido como líder legítimo del país por más de cincuenta países, entre ellos, Reino Unido.

De acuerdo con los datos oficiales de Caracas, que han sido puestos en entredicho por diversas instituciones y naciones, Venezuela registra 2.145 casos confirmados y 20 muertes desde el comienzo de la pandemia.