La escultura de la "Niña sin miedo" mira el jueves 10 de septiembre de 2020 en dirección de la Bolsa de Valores de Nueva York.
La escultura de la "Niña sin miedo" mira el jueves 10 de septiembre de 2020 en dirección de la Bolsa de Valores de Nueva York.

NUEVA YORK - Wall Street concluyó el viernes su peor semana desde junio con otro día de altibajos, luego de que las acciones de las grandes compañías tecnológicas volvieron a mostrar una repentina debilidad. 

El S&P 500 subió 1,78 puntos, el 0,1%, para cerrar en 3.340,97, pero sólo después de una jornada de grandes oscilaciones en la que llegó a perder 0,9%. En la tumultuosa semana para el S&P 500, el índice acumula una pérdida de 2,5%, con lo que registró su primera caída semanal consecutiva en cuatro meses.

El compuesto Nasdaq, que incluye a muchas de las renombradas acciones tecnológicas que han estado en el centro de la reciente racha de ventas del mercado, perdió 66,05 puntos, el 0,6%, finalizando en 10.853,55 después de que también estuvo oscilando. Su caída de 4,1% en la semana es la peor que ha tenido desde que el pánico en el mercado por el coronavirus estaba en su peor momento y las acciones se desplomaron en los últimos días de marzo. 

El índice Dow Jones subió 131,06 unidades, el 0,5%, ubicándose en 27.665,64, pero no sin antes oscilar violentamente entre una ganancia de 294 puntos y una pérdida de 86. 

Los analistas prevén que los mercados sigan siendo sacudidos por estos movimientos durante semanas, si no es que meses, mientras los inversionistas aguardan a que haya más claridad en varios asuntos cruciales. Hasta arriba de la lista de incertidumbres está qué hacer con las acciones de las grandes empresas de tecnología, que los críticos advirtieron desde hace tiempo que caerían después de que llegaron a estar demasiado caras durante el verano.

"Continúa la racha de ventas de acciones de tecnología", dijo Phil Orlando, principal estratega del mercado de valores en la compañía de manejo de inversiones Federated Hermes. "No creemos que esto sea algo más que una retirada técnica que está limpiando (el mercado). Es saludable y ya se veía venir".

Apple, Amazon y otras empresas subieron enormemente durante la pandemia ya que sus operaciones tuvieron un auge a pesar de la recesión. El coronavirus aceleró un cambio social en el que la gente realiza ahora muchas labores cotidianas en línea, lo cual las benefició, y gran cantidad de inversionistas decidieron comprar acciones tecnológicas, algo que generó un enorme aumento en su precio a niveles que los críticos advirtieron estaban sobrevaluados. 

Todo eso se detuvo abruptamente la semana pasada. Los temores de que las acciones estén sobrevaluadas contribuyeron a que el S&P 500 registrara su peor racha de tres días en casi tres meses, y el Nasdaq descendió 10%. 

El rendimiento en el bono del Tesoro a 10 años bajó el viernes de 0,68% a 0,66%.