Enlaces para accesibilidad

Reacciones encontradas por acuerdo migratorio entre EE.UU. y Guatemala


El sábado, cientos de guatemaltecos participaron en una marcha con destino al palacio presidencial en Ciudad de Guatemala para protestar contra un acuerdo.

Distintos sectores guatemaltecos y organizaciones internacionales criticaron el acuerdo que los gobiernos de Estados Unidos y Guatemala firmaron el viernes para recibir a migrantes que soliciten asilo; mientras empresarios expresaron satisfacción porque el país evita sanciones económicas de la potencia mundial.

El acuerdo fue suscrito en Washington, luego de tensiones por la cancelación de una reunión entre el presidente de Guatemala Jimmy Morales y el presidente de EE.UU., Donald Trump, para su firma, y de las amenazas económicas de Trump.

Trump asegura que se trata de un acuerdo de "tercer país seguro", pero el canciller guatemalteco Enrique Degenhart le dijo a la Voz de América que es un “acuerdo de cooperación" respecto al examen de solicitudes de protección.

De las primeras reacciones que llegaron desde EE.UU.está el congresista demócrata y presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Eliot Engel, señaló que esta firma y el acuerdo adelantado por Trump era “cruel e inmoral, además de ilegal”.

“Sencillamente, Guatemala no es un país seguro para los refugiados y los que solicitan asilo, como lo requiere la ley. Carece de los procesos de asilo y protección requeridos por la ley de los Estados Unidos para la negociación de dicho acuerdo”, señaló.

El Procurador de los Derechos Humanos guatemalteco, Jordán Rodas, expresó su preocupación por las posibles consecuencias y aseguró que es “ilegal”, ya que la Constitución no confiere facultades para suscribir acuerdos entre estados a un ministro, refiriéndose al hecho de que el acuerdo fue firmado entre el secretario interino de Seguridad Nacional estadounidense, Kevin McAleenan, y el ministro del Interior guatemalteco.

Por su parte, la congresista guatemalteca Norma Torres, señaló en Twitter que “si bien hay muchas preguntas sobre los que contiene este acuerdo, la pregunta más básica es: si Guatemala está tan segura, ¿por qué su gente huye a nuestra frontera sur para escapar de la corrupción la violencia y la pobreza en sus hogares?".

"La idea de que Guatemala sería un país seguro para los refugiados de Cuba, África u otros países es ridícula y todos los saben. Una vez más el gobierno guatemalteco ha optado por desafiar la voluntad de su propio pueblo de ganarse al favor del gobierno de Trump. Esto es un insulto al sentido común", añadió.

Los dos candidatos guatemaltecos que irán a segunda vuelta este 11 de agosto para ver quién es electo presidente, la socialdemócrata Sandra Torres y el derechista Alejandro Giammattei también expresaron su rechazo al acuerdo.

Torres aseguró en su cuenta de Twitter que Morales “vuelve a engañar a EE.UU. y abusa del mandato constitucional al designar a su ministro para firmar el acuerdo”. Durante un mitin, agregó que "de todas formas el acuerdo tiene que ir al Congreso".

Pidió que Degenhart y a la canciller, Sandra Jovel, rindieran cuentas sobre el acuerdo.

Giammattei indicó que era una “irresponsabilidad” del mandatario haber aceptado e indicó que “es el próximo gobierno el que tiene que atender esta negociación”.Aseguró que se trataba de "una mala noticia para Guatemala" y agregó que "no podemos asegurar un país a los propios, menos a los ajenos”.

Amnistía Internacional (AI) calificó de “indignante” cualquier “intento de forzar a las familias e individuos que huyen de sus países de origen a buscar seguridad en Guatemala”.

Charanya Krishnaswami, directora de incidencia en las Américas de AI, indicó que consideró que la administración Trump debe abandonar “este cruel e ilegal plan de cerrar las puertas a las familias e individuos que intentan reconstruir sus vidas con seguridad”.

La ONG Refugees International calificó el acuerdo como “muy alarmante”.

El sábado, cientos de guatemaltecos ondeando la bandera nacional azul y blanco, participaron en una marcha con destino al palacio presidencial en Ciudad de Guatemala para protestar contra un acuerdo. Los manifestantes portaron carteles en que pidieron a Guatemala mantener su soberanía.

El máximo tribunal de Guatemala ha indicado que el pacto debe ser aprobado por el Congreso ante de ser ejecutable.

A favor

Parte del sector económico del país centroamericano se mostró de acuerdo con la decisión de Morales al considerar que se evitan los impuestos a las exportaciones y remesas por parte de EE.UU.

El Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales Industriales y Financieras (Cacif) indicó que las medidas estadounidenses “hubieran afectado a millones de guatemaltecos” y que las consecuencias de no firmar "eran muy grandes para el país”.

La Cámara de Comercio Guatemalteco-Americana (AmCham) expresó la firma del acuerdo refleja la estrecha relación bilateral entre ambos países, la cual se ha fortalecido en la búsqueda de soluciones conjuntas para abordar el fenómeno migratorio.

La Cámara de Industria y Agrícola también expresó su apoyo al convenio.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG