Enlaces para accesibilidad

Congreso aprueba destitución del ministro de Energía de Maduro

  • Voz de América - Redacción

Mediante el voto de censura, el Legislativo busca que el presidente venezolano destituya al funcionario por su responsabilidad en la crisis energética. El Parlamento fue declarado en desacato por el chavismo.

La Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, aprobó un voto de censura contra el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, por su presunta responsabilidad en la "crisis eléctrica", y pidió al presidente del país, Nicolás Maduro, destituirlo.

"Él (Motta) ha mantenido la corrupción en el sistema eléctrico, sigue gerenciando las empresas que se encargan del sector de manera negativa y es el soporte de la corrupción heredada que ha producido un daño a la nación tremendo", dijo el diputado opositor Jorge Millán, al presentar la moción en Cámara.

Millán presidió la comisión parlamentaria que investigó la "crisis eléctrica" y presentó el informe en plenaria el pasado miércoles frente a la mayoría antichavista que controla la Cámara y ante la ausencia absoluta de la bancada chavista, que no asiste a estos debates desde hace semanas por considerar ilegales los actos legislativos.

Ese día el Parlamento declaró responsabilidad política contra siete funcionarios y ex funcionarios del Gobierno que han estado relacionados con la cartera eléctrica, y acordó citar para el martes 21 al ministro Motta, que finalmente no compareció.

La Constitución de Venezuela establece que un voto de censura aprobado por no menos de las tres quintas partes de la Cámara conllevaría la remoción del funcionario.
La Constitución de Venezuela establece que un voto de censura aprobado por no menos de las tres quintas partes de la Cámara conllevaría la remoción del funcionario.

Por ello, Millán pidió aprobar el voto de censura "en defensa de todos los venezolanos" pues aseguró que la nación ha perdido unos 16.000 millones de dólares por causa de racionamientos eléctricos bajo la gestión de Motta, mientras que a "miles de familias se les ha dañado su nevera por los apagones".

El opositor remarcó que una vez aprobada la moción, el actual ministro eléctrico no podrá firmar contratos para el Estado venezolano pues "estará incurso en responsabilidades legales".

La Constitución establece que un voto de censura aprobado por no menos de las tres quintas partes de la Cámara conllevaría la remoción del funcionario, por lo que en la actual Asamblea, conformada por 163 diputados se necesitarían 98 apoyos a la moción.

Sin embargo, el secretario del Parlamento, José Ignacio Guédez, informó al final del debate que asistieron 92 legisladores al pleno, aunque esto no impidió que el presidente de la Asamblea, el opositor Julio Borges, asegurase que esta moción debe significar la destitución de Motta Domínguez, en el cargo desde agosto de 2015.

El Legislativo acordó además remitir este acuerdo al jefe de Estado y a todas las embajadas que operan en la nación caribeña.

El informe aprobado la semana pasada por la Cámara recomienda la eliminación del Ministerio de Energía Eléctrica, una auditoría al sistema eléctrico nacional, remitir la investigación a la Fiscalía para que inicie averiguaciones penales y revisar las vinculaciones de contratistas con irregularidades en esta área.

Por incumplir varias sentencias, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela declaró al Parlamento en desacato y, en razón de ello, ha determinado que todos los actos legislativos son nulos y carecen de toda legalidad.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG