Enlaces para accesibilidad

Trump anuncia 8.000 empleos que vienen a EE.UU.

  • Voz de América - Redacción

El presidente y CEO de Softbank, Masayoshi Son se comprometió a principios de mes con Donald Trump para crear 50.000 nuevos empleos.

Trump celebró el aumento de cuatro puntos en el Índice de Confianza del Consumidor de Estados Unidos para diciembre, diciendo "Gracias, Donald".

El presidente electo Donald Trump anunció que dos compañías de telecomunicaciones agregarán miles de puestos de trabajo a la economía estadounidense.

Trump dijo que Sprint traerá 5.000 empleos de vuelta del extranjero y que un nuevo fabricante de satélites, OneWeb, creará 3.000 empleos en Estados Unidos.

Trump celebró el aumento de cuatro puntos en el Índice de Confianza del Consumidor de Estados Unidos para diciembre, diciendo "Gracias, Donald". Pero los economistas dicen que la confianza de los consumidores ha subido tradicionalmente después de que un nuevo presidente de un partido diferente es elegido.

El mercado laboral de Estados Unidos ha tenido solidez gran parte de 2016. Los empleadores crearon más de 2,2 millones de puestos de trabajo en los últimos 12 meses, un indicio de la salud económica que antecede a la victoria presidencial de Trump.

Sprint y One Web son controlados por el magnate japonés Masayoshi Son, quien se comprometió a crear 50.000 nuevos empleos después de su reunión de este mes con el presidente electo.

Ante la enorme dimensión de la economía, es improbable que esa cifra de próximos nuevos empleos tenga mayores repercusiones.

Sin embargo, es otro ejemplo de cómo Trump impulsa entre los electores la creencia de que trabaja activamente por su bienestar.

Son es fundador y director general de SoftBank, uno de los grupos tecnológicos más grandes de Japón.

Sprint afronta dificultades desde que SoftBank la adquirió en 2013. La empresa de telefonía celular recortó unos 9.000 puestos de trabajo de 2012 a 2016, por lo que redujo su personal a 30.000 empleados, según informes anuales.

Los intentos de Sprint de fusionarse con su rival T-Mobile fracasaron en 2014 debido a las objeciones de las autoridades competentes para que lo hicieran dos de las cuatro mayores compañías de telefonía móvil en Estados Unidos.

Los analistas afirman que el gobierno de Trump podría ser más proclive a autorizar fusiones en telefonía celular, incluido un acuerdo entre Sprint y T-Mobile.

El director general de Sprint, Marcelo Claure, dijo en un comunicado que la compañía está "emocionada" de trabajar con Trump.

"Creemos que es crucial para las empresas y el gobierno trabajar juntos para crear más oportunidades de empleo en Estados Unidos y garantizar la prosperidad de todos los estadounidenses", afirmó Claure.

XS
SM
MD
LG