Enlaces para accesibilidad

Cumbre Concordia: Mujeres aún tienen grandes desafíos para cerrar brecha de género en América Latina


Las vicepresidentas de Costa Rica, Colombia y Honduras, presentes en Concordia Americas Summit 2019, en Bogotá.

Aunque los avances del papel de la mujer y la equidad de género en la región son evidentes, las vicepresidentas de Costa Rica, Honduras y Colombia coinciden en que aún faltan esfuerzos, por parte de los gobiernos y la comunidad en general para cerrar la brecha frente a los hombres, en especial, en el ámbito político.

Según el Informe Global sobre la Brecha de Género 2018, producido por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), 88 de los 149 países encuestados han mejorado los índices alrededor de la brecha salarial y la representación política, pero indica que se necesitarán 200 años para que la brecha de género se cierre.

Epsy Campbell Barr, vicepresidenta de Costa Rica, afirma que no se puede esperar todo este tiempo para cerrar la brecha y que es inminente abordar esfuerzos de carácter educativo y "acciones concretadas dentro de los partidos políticos para tener las mismas condiciones de los hombres"; permitir que las decisiones se tomen entre ambos, lo que generaría una ganancia para la sociedad en general.

En el marco de Concordia Americas Summit 2019, la funcionaria enfatizó en que el cambio de la sociedad debe venir desde lo local, desde la familia, apalancado con medidas sociales y políticas.

Según ONU Mujeres, América Latina lidera la presencia de las mujeres en el campo político, frente a otros continentes; el 30,7% de los legisladores del continente americano son mujeres, frente a Europa, donde solo el 38 por ciento están en el congreso.

Al respecto, la vicepresidenta de Colombia, Martha Lucía Ramírez, señaló que la participación de las mujeres en la política es una necesidad de la sociedad. Reiteró que es un buen negocio y enfatizó en que llegar a la política permite transformar las sociedades y no solo trabajar para su género.

En Colombia, según ella, en el 2008, se hizo el primer ejercicio de crear una bancada de género en donde las mujeres "nos sentamos todas a trabajar para lograr realmente una legislación que protegiera los derechos de las mujeres y protegiera la equidad", sin importar el partido político, y se continúan programas para integrarlas en todos los sectores.

A pesar de que el gabinete del presidente Iván Duque es más equitativo, en este país, tan solo el 20 por ciento de las mujeres ocupan curules en el congreso y tan solo el 10 son elegidas como gobernadoras o alcaldesas.

En el mundo, según la ONU, la clasificación mundial relativa a las mujeres en el poder ejecutivo y en la rama legislativa de los gobiernos al 1 de enero de 2019, "se muestra que la proporción de ministras mujeres se encuentra en un nivel alto sin precedentes del 20,7% (de 3922, 812 son mujeres), 2,4 puntos porcentuales más con respecto a 2017".

Países de la región como México y Perú; el primero, ha logrado una base superior al 50 por ciento de legisladoras. En el segundo, es la primera vez que tiene mayor número de ministras mujeres y miembros en el Congreso.

Para Olga Margarita Alvarado Rodríguez, vicepresidenta segunda de Honduras, el liderazgo en sí es inherente a los hombres y a las mujeres; sin embargo, "la sociedad latinoamericana no vive a plenitud el tema de igualdad.

No obstante, "muchas mujeres estamos diciendo presente a esta gran lucha y siento grandes abanderadas de nuestros países, de nuestra región (...) Lo nuestro va más allá y tenemos una gran causa: promover países dignos, más justos".

Mujer: vital en la economía

Según el Banco Mundial, en el 2006 y el 2015, el ingreso de la mujer al mercado laboral y financiero contribuyó a reducir la pobreza de la región en casi el 30 por ciento. Sin embargo, las mujeres líderes en empresas y compañías solo representan el 21 por ciento.

Además, el 57 por ciento de mujeres en edad laboral tiene espacio en el mercado; en cambio, los hombres, más del 80 por ciento.

Campbell señaló que si más mujeres participaran, "el PIB de nuestros productos podrían crecer entre el 16 y el 35%". "Es un mal negocio la exclusión de las mujeres", añadió.

Además, indicó que es muy importante contribuir a cerrar la brecha desde el punto de vista económico, que se basa en un cambio cultural importante.

Por su parte, Ramírez enfatizó en los proyectos que se adelantan en Colombia dentro del Plan Nacional de Desarrollo para lograr la equidad de género, en temas de emprendimiento y empoderamiento, acompañando los planes de negocio y, además, con la proximidad de crear un consejo empresarial de mujeres.

La vicepresidente de Honduras, por su parte, también señaló que en su país la agenda política gubernamental está basada en la estabilidad de la mujer, que va a generar bienestar de la familia y, por ende, de un país.

La Cumbre Concordia Americas reunió el lunes y martes a líderes del continente, públicos y privados, en Bogotá, para analizar y buscar soluciones a problemáticas de la región.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG