Enlaces para accesibilidad

Gobierno de Honduras rechaza nuevas elecciones: siguen protestas


Un manifestante enmascarado protesta delante de una barricada en Tegucigalpa, la capital de Honduras.

El gobierno de Honduras y el oficialista Partido Nacional rechazaron el lunes una sugerencia de la Organización de Estados Americanos (OEA) para realizar nuevas elecciones presidenciales, luego de unos controvertidos comicios que desataron acusaciones de fraude de la oposición y dudas de observadores internacionales sobre la transparencia de los resultados.

“No habrá otra elección”, señaló en rueda de prensa el vicepresidente de Honduras, Ricardo Álvarez, mientras en las calles simpatizantes de la oposición mantenían bloqueadas calles y carreteras en rechazo a la declaración del presidente Juan Orlando Hernández como ganador de los comicios del 26 de noviembre.

Lea aquí sobre la posición del Departamento de Estado de Estados Unidos.

“La única elección es la que se realizará dentro de cuatro años”, añadió.

Por su parte, el diputado oficialista Oswaldo Ramos Soto, dijo a nombre del partido gobernante que “Honduras es un país soberano”, señalando que nadie —ni la OEA— se puede inmiscuir en los asuntos nacionales.

El tribunal electoral de Honduras declaró el domingo que el ganador de los comicios fue el actual mandatario, lo cual desató de inmediato críticas del candidato opositor Salvador Nasralla y de sus seguidores, que han dicho que no reconocerán los resultados.

El mismo domingo, la OEA —que envió una misión de observadores para los comicios— señaló que era imposible determinar el resultado con suficiente certeza por irregularidades cometidas en el recuento de los votos, por lo cual consideró que lo mejor “es un nuevo llamado a elecciones generales”.

Sin embargo, el vicepresidente hondureño aseguró el lunes que se revisaron todas las actas electorales “y reflejan una cosa: Hernández es el nuevo presidente”.

También criticó al secretario general de la OEA, Luis Almagro, y dijo que no tenía por qué pedir nada. “Honduras es un país independiente”, señaló y acusó a Nasralla y al expresidente Manuel Zelaya de generar caos en el país.

Los manifestantes ocuparon vías estratégicas en todo el territorio nacional con piedras y neumáticos incendiados para impedir el paso de vehículos, mientras miles de personas intentaban llegar a pie a sus centros de trabajo. Muchas universidades, escuelas y bancos estaban cerrados.

Por la tarde del lunes los enfrentamientos cedieron, pero continuaban los bloqueos en la carretera hacia la ciudad de San Pedro Sula, una de las más importantes del país, y en la zona costera del Atlántico.

Nasralla junto al secretario de la OEA, Luis Almagro.
Nasralla junto al secretario de la OEA, Luis Almagro.

Nasralla se encontraba en la capital de Estados Unidos, donde buscaba apoyo ante lo que considera un fraude electoral y en principio se reunió con Almagro, a quien entregó documentos con supuestas evidencias de las irregularidades.

El candidato opositor dijo que las evidencias entregadas a Almagro incluyeron grabaciones en las que presuntamente se escucha la voz de Hernández ordenando al presidente del Tribunal Electoral que retuviera el primer boletín y poder así modificar 5.800 actas el día de la jornada electoral.

Nasralla planeaba reunirse en la tarde del lunes con funcionarios del Departamento de Estado para explicarles detalles sobre el supuesto fraude, pero expresó pocas expectativas sobre el posible rol de Washington.

“Estados Unidos nos mira como un país muy pequeño. Ellos tienen problemas más grandes en el contexto de la política mundial y por lo tanto no le dan la suficiente importancia que nosotros quisiéramos”, señaló.

El Departamento de Estado a través de su portavoz Heather Nauert, dijo el lunes que Estados Unidos reconoce que el Tribunal Supremo Electoral de Honduras declaró al presidente en ejercicio Juan Orlando Hernández ganador de las elecciones presidenciales del 26 de noviembre.

"Entendemos que tras esta decisión se cuenta con un período de cinco días, según lo establecido por la ley hondureña, para presentar cualquier impugnación al resultado de la elección. Alentamos a los partidos políticos a utilizar esta vía para plantear cualquier inquietud que puedan tener", dijo en el comunicado Nauert.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG