Enlaces para accesibilidad

Omán acepta el traslado de 10 reos de Guantánamo

  • Voz de América - Redacción

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, dijo durante su campaña que no solo quiere mantener Guantánamo abierto sino "llenarlo de gente mala".

El penal, situado en en la rocosa y aislada costa suroeste de Cuba, tenía 242 inquilinos cuando Obama asumió la presidencia en 2009. Ocho años después aún quedan 45.

El sultanato de Omán aceptó este lunes a 10 reos de la prisión estadounidense en la bahía de Guantánamo, solo cuatro días antes de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, deje el cargo.

El mandatario estadounidense intentó durante toda su presidencia cerrar la prisión donde permanecieron encarcelados los prisioneros capturados durante la invasión de Afganistán y la guerra contra el terror, pero siempre tuvo la oposición del Congreso, que llegó a prohibir el traslado de prisioneros a suelo estadounidense bajo ningún concepto.

El argumento de Obama fue que “en lugar de servir como herramienta contra el terrorismo, Guantanamo se convirtió en un símbolo que ayudó a al-Qaeda reclutar terroristas para su causa” y afirmó que cerrar sus instalaciones restauraría “las normas mínimas del debido proceso y el centro de los valores constitucionales” que han hecho más grande a EE.UU. incluso al enfrentar el terrorismo.

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, piensa de otra manera. Durante la campaña electoral dijo que no solo quiere mantener Guantánamo abierto sino "llenarlo de gente mala".

El penal, situado en en la rocosa y aislada costa suroeste de Cuba, tenía 242 inquilinos cuando Obama asumió la presidencia en 2009. Ocho años después aún quedan 45 prisioneros luego de la entrega de los 10 reos a Omán.

El Departamento de Defensa estadounidense no realizó comentarios de inmediato sobre el traslado.

Omán aceptó a los reos a petición de Obama, señaló su Ministerio de Exteriores según un comunicado publicado por la agencia de noticias estatal del país. Los prisioneros no fueron identificados.

No es la primera vez que este país acepta presos de Guantánamo. El sultanato situado en el extremo oriental de la península Arábiga, ya aceptó a otra decena de presos de Guantánamo procedentes de Yemen en enero de 2016 y a seis más en junio del año anterior. Además, su vecino Arabia Saudí recibió a cuatro reos el 5 de enero, y Emiratos Arabes Unidos a 15 en la transferencia más numerosa del gobierno de Obama, el pasado 15 de agosto.

Omán, gobernado por el sultán Qaboos bin Said desde 1970, ha servido como interlocutor entre Occidente e Irán y, en los últimos años, negoció varias liberaciones de prisioneros de países occidentales.

Días antes, las autoridades estadounidenses dijeron que 19 de los 55 presos que siguen en la base militar estadounidense en Cuba tenían órdenes de liberación que podrían hacerse efectivas en los últimos días de Obama en la Casa Blanca. Esto es parte del trabajo del presidente para reducir el número de reos ante la imposibilidad de cerrar el penal.

Estados Unidos comenzó a emplear su base militar en Guantánamo meses después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, bajo la presidencia de George W. Bush. La primera remesa de prisioneros llegó a la isla el 11 de enero de 2002 y 18 meses más tarde alcanzó su mayor número de ocupantes con 680 reos.

XS
SM
MD
LG