Enlaces para accesibilidad

FBI y ICE accedieron a bases de datos de licencias de conducir usando reconocimiento facial


“Se trata de un uso salvaje de tecnología poderosa de vigilancia por parte de las fuerzas policiales” dijo a la Voz de América Jake Laperruque

El Buró de Investigaciones Federales (FBI) y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos han tenido acceso y usado tecnología de reconocimiento facial en bases de datos de las licencias de conducir que contienen la información de más de 50 millones de personas.

Según el diario The Washington Post, tanto el FBI como ICE han usado las bases de datos de las oficinas estatales del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) como una estructura de vigilancia sin precedentes sin autorización de legisladores locales o nacionales.

El hallazgo, que proviene de una investigación del Centro para la Privacidad y la Tecnología de la Universidad de Georgetown, ha generado rechazo por parte de congresistas tanto demócratas como republicanos y de grupos de la sociedad civil.

“El acceso por parte de fuerzas policiales a bases de datos estatales se lleva a cabo usualmente en las sombras y sin consentimiento”, dijo al Washington Post el representantes Elijah Cummings, quien es el jefe del comité de auditoria de la Cámara de Representantes.

“Se trata de un uso salvaje de tecnología poderosa de vigilancia por parte de las fuerzas policiales” dijo a la Voz de América Jake Laperruque, experto en privacidad tecnológica del órgano de control independiente Proyecto para la Supervisión Gubernamental.

Una de las principales preocupaciones respecto al uso de esta tecnología es el acceso que ICE puede obtener a datos sobre individuos indocumentados, ya que en doce estado y Washington D.C. las personas que viven en EE.UU. de manera irregular pueden obtener licencias de conducir.

Lo que ICE está haciendo, explicó Laperruque, es pedir a los estados que hagan una búsqueda de toda su base de datos del DMV, en la que estántodas las personas que tienen una licencia de conducir, para compararla con la información que tienen sobre los individuos que buscan.

Este tipo de tecnología, explicó Laperruque a la Voz de América, no es exacta y puede cometer errores, lo que genera miedo en la población migrante.

“Hay personas que son residentes legales y están preocupadas de que por un error en un sistema tecnológico ICE vaya por ellos y esos miedos, en el caso de esta tecnología [el reconocimiento facial] están muy justificados”, dijo el experto.

En un email a la Voz de América, ICE dijo que “tiene la habilidad de colaborar con agencias externas, locales, federales e internacionales para obtener información que pueda asistir en un caso”.

“Se trata de un procedimiento establecido que es consistente con otras agencias policiales”, dijo la Oficina de Asuntos Públicos de ICE.

El FBI, según un informe de la Oficina de Supervisión Gubernamental (GAO), utiliza el reconocimiento facial de manera rutinaria. Desde el 2011, el FBI ha hecho más de 390.000 búsquedas de este tipo en bases de datos locales y federales.

“El FBI hace prácticamente lo que quiere”, dijo Laperruque. “El reconocimiento facial es un área respecto a la que todo el mundo debería estar preocupado porque da al gobierno poderes sin precedentes para conducir búsquedas amplias para identificar y catalogar actividades individuales”.

Para el experto, las búsquedas en bases de datos de licencias de conducir son solo un ejemplo. Si no se hace nada para regular el acceso, ICE y agencias que trabajan para ICE podrían, por ejemplo, accede a la información de cámaras de seguridad en las calles y “el gobierno podría estar monitoreando todo el tiempo lo que las personas hacen”.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG