Enlaces para accesibilidad

El polio contra los tumores cerebrales


El virus modificado se inyecta directamente en el cerebro durante la cirugía.

Hay un nuevo hallazgo, muy alentador, en el tratamiento de algunos tipos de tumores cerebrales mortales, que utiliza un virus de la polio.

Los médicos de Duke Health en Carolina del Norte alteraron genéticamente el virus porque produce una respuesta inmune muy fuerte en nuestros cuerpos.

El resultado es una vida más larga para los pacientes cuyo cáncer cerebral regresó. Todos tenían glioblastoma, un tipo de cáncer de cerebro agresivo y letal. De los 61 pacientes en el estudio, el 21 por ciento que recibió este nuevo tratamiento tenían vida tres años más tarde.

Si bien ese número es bajo, la tasa de supervivencia para el glioblastoma es normalmente aún menor, por lo general, un año y medio después del diagnóstico.

Los investigadores compararon el grupo de estudio con un grupo de pacientes procedentes de casos históricos en Duke. Solo el cuatro por ciento de estos pacientes sobrevivió tres años después del tratamiento.

La Dra. Annick Desjardins dijo que no todos los pacientes responden, pero si lo hacen, a menudo se convierten en sobrevivientes a largo plazo. Desjardins agregó: "La gran pregunta es ¿cómo podemos asegurarnos de que todos respondan?"

Stephanie Hopper fue la primera paciente en el estudio de Duke. Ella fue diagnosticada con glioblastoma hace ocho años. Le extirparon el tumor, pero dos años más tarde, regresó. El virus modificado se inyecta directamente en el cerebro durante la cirugía. Después del tratamiento, el tumor de Hopper se encogió hasta el punto en que apenas se nota en sus escaneos cerebrales, y el tumor continúa reduciéndose.

El Dr. Darell Bigner es el autor principal del estudio que se publicó en el New England Journal of Medicine. Explicó que al modificar el virus, se destruyó su capacidad de infectar las células nerviosas y causar polio, pero el virus retuvo la capacidad de matar las células cancerosas. De hecho, el virus modificado se dirigió a las células tumorales.

Antes del estudio, los investigadores decidieron que necesitaban un enfoque diferente para tratar los glioblastomas, y por eso buscaron experimentar con el virus de la polio.

Uno de los objetivos de un ensayo de fase uno es encontrar una dosis que sea segura. En algunos pacientes, la terapia provocó que sus cerebros se hincharan y experimentaron convulsiones y otros efectos secundarios negativos, por lo que redujeron la dosis. Los participantes del estudio fueron seleccionados de acuerdo con el tamaño de su tumor recurrente, su ubicación en el cerebro y otros factores diseñados para la protección del paciente.

Para cinco de los 61 pacientes en el ensayo, el cáncer regresó. Fueron tratados por segunda vez y Bigner dice: "Aquellos que hemos sido capaces de seguir el tiempo suficiente han respondido al tratamiento la segunda vez. Eso es extremadamente importante". La combinación del virus de la polio con otras terapias aprobadas es un enfoque que ya se está probando en Duke para mejorar la supervivencia.

Los investigadores continúan su trabajo en el tratamiento de glioblastomas y también planean otros estudios. Quieren probar la terapia en los tumores cerebrales de los niños. La terapia también puede expandirse más allá de los tumores cerebrales para incluir al paciente con cáncer de mama y melanoma.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG