Enlaces para accesibilidad

Trump cierra programa de la CIA que apoyaba a rebeldes en Siria


Combatientes del Ejército Sirio Libre en Jarablus, Siria, Aug. 31, 2016. El gobierno de Donald Trump ha decidido poner fin a un programa encubierto de la CIA para entrenar grupos rebeldes que luchan contra el gobierno de Damasco.

El gobierno de Donald Trump ha decidido detener el programa encubierto de la CIA para equipar y entrenar a ciertos grupos rebeldes que luchan contra el gobierno del presidente sirio Bashar al-Assad, dijeron dos funcionarios estadounidenses, una medida buscada por Rusia, país aliado de Assad.

La decisión de Estados Unidos, dijo uno de los funcionarios, es parte de un esfuerzo de la administración Trump para mejorar las relaciones con Rusia, que junto con los grupos apoyados por Irán ha logrado en gran medida mantener el gobierno de Assad en la guerra civil de seis años.

El programa de la CIA comenzó en 2013 como parte de los esfuerzos del gobierno del entonces presidente Barack Obama para derrocar a Assad, pero tuvo pocos éxitos, dijeron los funcionarios, que conocen el programa y hablaron bajo la condición de anonimato.

El Washington Post fue el primero en reportar la suspensión del programa el miércoles. La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, se negó a comentar el tema en la reunión de la Casa Blanca.

La CIA tampoco quiso hacer comentarios.

La decisión fue tomada con el asesor de aeguridad nacional, H.R. McMaster, y el director de la CIA, Mike Pompeo, después de consultar con los funcionarios de menor rango y antes de la reunión del 7 de julio de Trump con el presidente ruso, Vladimir Putin, en la cumbre del G-20 en Alemania. No fue parte de las negociaciones entre Estados Unidos y Rusia sobre un alto el fuego en el sudoeste de Siria, dijeron los dos funcionarios.

Uno de los funcionarios dijo que Estados Unidos no estaba haciendo una concesión importante, dado el dominio de Assad sobre el poder, aunque no en toda Siria, "pero es una señal para Putin de que la administración quiere mejorar los lazos con Rusia".

Trump está bajo intenso escrutinio del Congreso y de un fiscal especial que investigan la injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 y si la campaña de Trump tiene vínculos con la actividad. Rusia ha negado las acusaciones de las agencias de inteligencia estadounidenses sobre la intromisión de Moscú, y Trump ha negado la colusión entre su campaña y los rusos.

Una desventaja del programa de la CIA, dijo uno de los funcionarios, es que algunos rebeldes armados y entrenados desertaron al grupo Estado Islámico y a otros grupos radicales, y algunos miembros de la administración anterior prefirieron abandonar el programa.

Antes de asumir el cargo en enero, Trump sugirió que podría poner fin al apoyo a los grupos del Ejército Sirio Libre y dar prioridad a la lucha contra el Estado Islámico.

Un esfuerzo separado por parte de las fuerzas militares estadounidense para entrenar, armar y apoyar a otros grupos rebeldes sirios con ataques aéreos y otras acciones continuará, dijeron los funcionarios.

Sin embargo, aparte de los ataques aéreos después de que el ejército sirio lanzó un ataque con armas químicas, la administración Trump no ha incrementado el apoyo militar de los límites establecidos por la administración Obama.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG