Enlaces para accesibilidad

Trump culpa a demócratas por alentar acusaciones sexuales en su contra


El presidente de EE.UU. Donald Trump culpa a los demócratas por jugar a la política y niega conocer a ninguna de las mujeres que lo han acusado de acoso sexual. Dec. 12, 2017.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, culpó el martes a los legisladores demócratas por alimentar la controversia en torno a las acusaciones de conducta sexual inapropiada antes de ingresar a la Casa Blanca.

Un día después, 56 congresistas, todas los miembros del Grupo de Trabajo de Mujeres Democráticas, exhortaron a los líderes de la Cámara a investigar las acusaciones, el presidente en Twitter acusó a los demócratas de jugar a la política partidista y negó conocer a ninguna de las mujeres que han formulado acusaciones contra él.

"A pesar de las miles de horas desperdiciadas y de la cantidad de millones de dólares gastados, los demócratas no han podido mostrar ninguna connivencia con Rusia, por lo que ahora siguen con falsas acusaciones e inventan historias de mujeres que no conozco y / o que nunca he conocido. ¡NOTICIAS FALSAS!", escribió.

Trump también denunció a la senadora demócrata por Nueva York Kirsten Gillibrand, quien dijo el lunes en CNN que "las acusaciones son creíbles" y que "muchas de ellas son desgarradoras".

"La senadora de poco peso Kirsten Gillibrand, una lacaya total de Chuck Schumer y alguien que venía a mi oficina "mendigando" contribuciones de campaña no hace mucho tiempo (y haría cualquier cosa por ello), ahora está en el cuadrilátero luchando contra Trump. ¡Muy desleal a Bill y Crooked-USED!!, agregó el Presidente de Estados Unidos.

Gillibrand respondió con otro tuit, diciendo que Trump no puede negar a las mujeres el derecho de expresar sus opiniones sobre él.

"No puede silenciarme ni a mí ni a los millones de mujeres que se han alejado de la barrera para hablar sobre la incapacidad y la vergüenza que ha traído a la Oficina Oval", respondió la demócrata por Nueva York.

Las 56 representantes enviaron una carta el lunes al congresista republicano Trey Gowdy, presidente del Comité de Supervisión de la Cámara y Reforma Gubernamental, y al principal demócrata del comité, Elijah Cummings.

"Al menos 17 mujeres han acusado públicamente al presidente de mala conducta sexual", dice la carta del Grupo de Trabajo de Mujeres Democráticas.

"El pueblo estadounidense merece una investigación completa sobre la verdad de estas acusaciones. Las propias declaraciones del presidente parecen respaldar las acusaciones ... se siente en libertad de perpetrar esa conducta contra las mujeres. No podemos ignorar la multitud de mujeres que se han presentado con acusaciones contra el Sr. Trump ".

La carta invita al presidente a aportar pruebas en su propia defensa.

Más temprano el lunes, Gillibrand y otros tres senadores de Estados Unidos pidieron a Trump que renuncie por las acusaciones.

Gillibrand dijo que si Trump no renuncia de inmediato, el Congreso "debería realizar investigaciones apropiadas de su comportamiento y hacer que rinda cuentas".

Las declaraciones siguen a llamadas similares del senador Bernie Sanders, un independiente, y los demócratas Jeff Merkley, y Cory Booker, un demócrata de Nueva Jersey. Todos instaron al presidente a renunciar después de las anunciadas dimisiones de tres legisladores: el senador demócrata Al Franken, el congresista demócrata John Conyers y el congresista republicano Trent Franks por acusaciones de mala conducta sexual.

Acusaciones renovadas

Tres mujeres, que el año pasado acusaron a Donald Trump de realizar insinuaciones sexuales no deseadas, renovaron sus acusaciones el lunes y dijeron que es hora de que el Congreso investigue las demandas contra el presidente a raíz de que docenas de otros poderosos hombres estadounidenses rindan cuentas por su trato a las mujeres.

Rachel Crooks, quien acusó a Trump de besarla por la fuerza hace 12 años cuando trabajaba como recepcionista en su sede empresarial Trump Tower en Nueva York, dijo que los legisladores deberían "dejar de lado sus afiliaciones partidarias e investigar la historia de mala conducta sexual del Sr. Trump".

Rachel Crooks (izq.), Jessica Leeds (centro), y Samantha Holvey, han acusado al presidente Donald Trump de haberlas acosado sexualmente antes de llegar a la presidencia. Nueva York, diciembre 11, 2017.
Rachel Crooks (izq.), Jessica Leeds (centro), y Samantha Holvey, han acusado al presidente Donald Trump de haberlas acosado sexualmente antes de llegar a la presidencia. Nueva York, diciembre 11, 2017.

Ella se presentó junto a otras dos acusadoras de Trump en una conferencia de prensa en Nueva York: Samantha Holvey, quien alegó que Trump entró sin ser invitado a un vestidor detrás del escenario donde ella y otras estaban en varios estados de desnudez durante un concurso de belleza en 2012, propiedad de Trump; y Jessica Leeds, quien acusó a Trump de haberla manoseado cuando se sentó a su lado en un vuelo comercial a fines de la década de 1970.

Durante la campaña presidencial del año pasado, más de una docena de mujeres acusaron a Trump de conducta sexual indebida durante varias décadas, pero él negó todas las acusaciones, y dijo que un comentario explícito de 2005 de que se jactaba de tocar a las mujeres era simplemente "conversaciones de hombres en los vestuarios".

La Casa Blanca nuevamente rechazó las acusaciones.

"Estas afirmaciones falsas, totalmente disputadas en la mayoría de los casos por relatos de testigos presenciales, fueron tratadas extensamente durante la campaña del año pasado, y el pueblo estadounidense expresó su juicio al entregar una victoria decisiva", dijo la Casa Blanca. "El momento y lo absurdo de estas afirmaciones falsas dice mucho y la gira de publicidad que ha comenzado solo confirma los motivos políticos detrás de ellos".

Más tarde, la portavoz de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders dijo: "Creemos que estas acusaciones han sido respondidas" por los resultados de las elecciones de 2016. "El pueblo estadounidense lo sabía y votó por el presidente".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG